Joaquin_Villanova(Oficina de Comunicación Ayto. Alhaurín de la Torre) El próximo Pleno ordinario abordará la propuesta de Villanova, a la que se dotará de millón y medio de euros, que incluye seis tipos de colectivos beneficiarios. La califica de ”única en su género en la provincia de Málaga”

 Llegan más medidas municipales para amortiguar la subida del IBI a los contribuyentes afectados por la revisión de los valores catastrales. El alcalde, Joaquín Villanova, ha avanzado una propuesta que irá al próximo Pleno ordinario, en la que se abordará un ambicioso paquete de ayudas sociales directas con vistas a aminorar el impacto de la revisión al alza del impuesto y el fin del periodo normativo que permitía su bonificación hasta 2012. En concreto, el intenso trabajo que desarrollan desde hace semanas el Área Económica y el propio regidor, ha derivado en una iniciativa que prevé hasta seis grupos de personas y familias especialmente afectadas por el incremento del recibo, que percibirán cheques en metálico para aliviar su situación económica.

El texto, que aún está en fase de elaboración y a falta de algunos retoques, contempla una partida inicial de un millón y medio de euros (1.500.000 euros) a distribuir entre aquellos colectivos que requieren una especial protección debido a la carga impositiva que tienen que afrontar anualmente.

El alcalde considera que se trata de una ”medida sin precedentes, pionera y única en su género en la provincia de Málaga”, puesto que se amplía la tipología de familia beneficiaria en función de criterios objetivos, pero muy heterogéneos y también ayuda a perfilar ciertos flecos de la medida anunciada en agosto, que iba encaminada a la reducción del 40% de la subida. Con las novedades introducidas ahora, en suma, se pretende una ”redistribución” de los recursos municipales ”para estar del lado de quienes más lo necesitan”, mediante la concienzuda introducción de nuevos factores de corrección, para hacer que estas ayudas sociales lleguen en metálico al máximo número de ciudadanos posible.

Los seis grupos de beneficiarios son: personas afectadas por el incremento de la valoración catastral de los inmuebles de 2009 (con una suma inicial de 100.000 euros); personas afectadas por inminente proceso de ejecución hipotecaria (han de formar parte de una bolsa específica que se creará a tal efecto); estudiantes excluidos del sistema de becas del Ministerio de Educación; personas beneficiarias del Programa Autonómico de Rehabilitación de Viviendas; personas emprendedoras y microempresas, personas con problemas de politoxicomanía que estén acudiendo a centros de asistencia.

Villanova considera que, con estas medidas, además de las efectuadas en la reducción del tipo impositivo del 0,75 al 0,68, y la bonificación fiscal por domiciliación y empadronamiento, el año pasado. El regidor quiere valorar la manifestación de esta tarde, promovida por una plataforma que apoyan los partidos políticos de la oposición sin fisuras: ”Mientras unos sacan la pancarta e inventan lemas, nosotros trabajamos de forma efectiva por los colectivos que más lo necesitan para paliar este avispero en el que nos metió el expresidente Zapatero”.

Por último, Villanova ha valorado las medidas que ha tomado el Ayuntamiento como de ”carácter urgente y excepcional” debido a la situación económica que sufren muchas familias por el paro y la crisis desde 2008. ”Llevamos a cabo medidas en 2013 y continuaremos en 2014 hasta conseguirse la recuperación económica. Este montante económico tendrá fiel reflejo en la presentación de los Presupuestos de 2014 que llevaremos en el Pleno de octubre del Ayuntamiento”, ha adelantado el primer edil.