La falta de abastecimiento en Cortijos del Sol por problemas con los pozos ha propiciado que este núcleo ya se haya conectado a la red municipal, mientras que Los Manantiales y Fuensanguínea aún no lo han pedido, a pesar de las deficiencias de sus infraestructuras.

El alcalde de de Alhaurín de la Torre, Joaquín Villanova, ha manifestado su total disposición a que el Ayuntamiento preste abastecimiento de agua, de forma provisional, a tres urbanizaciones de gestión privadas, las más antiguas de la zona sureste de la localidad, Cortijos del Sol, Los Manantiales y Fuensanguínea. Esta decisión de la institución local parte de los grandes problemas y deficiencias que arrastran los pozos y aljibes situados en esos tres núcleos a pie de sierra, propiedad de sus comunidades de vecinos, por la situación de sequía que se padece desde hace meses. El regidor recalca que se trata de ayudar a los vecinos en un momento delicado por los efectos de la sequía, a expensas de que vayan buscando soluciones. “Ellos son propietarios de sus pozos y gestionan el abastecimiento de agua por su cuenta, pero de forma excepcional les estamos ayudando”, aclara.

En estos momentos, el Servicio Municipal de Agua y Saneamiento, Aqualauro, ha autorizado el enganche a la red municipal para suministrar agua a los domicilios de Cortijos del Sol, ya que en esta urbanización ya no era posible seguir explotando los pozos al no existir caudal del que extraer. A primeros de agosto, se realizaba la conexión en días puntuales, aunque a estas alturas de septiembre, el suministro de caudales públicos es diario y estable mientras se encuentra la solución.

En el caso de los otros dos núcleos, sus propietarios aún no se han pronunciado al respecto, si bien existen claras evidencias del mal funcionamiento de sus infraestructuras, lo que, a corto plazo, derivará en problemas de suministro. Se da la circunstancia de que tanto Cortijos del Sol como Fuensanguínea cuentan desde hace tiempo con la preinstalación de una toma de enganche por si ocurría una circunstancia parecida. Los Manantiales, por su parte, carecen de ese equipamiento.

Villanova subraya que esta puesta a disposición de los recursos hídricos municipales es “circunstancial y extraordinaria”, para que los vecinos de las tres zonas puedan tener el aporte necesario de agua, tanto en cantidad como en calidad.

Tanto el alcalde como el concejal de Aguas, Francisco José Sánchez, quiere dejar claro que esta colaboración provisional de enganche a la red pública de Aqualauro tiene por objetivo cubrir el consumo domiciliario (beber, cocinar, sanitarios, limpieza, higiene y aseo personal), pero en ningún caso para regar jardines o llenar piscinas.

Como se recordará, en 2009, la urbanización El Lagar pasó a ser recepcionada por el Ayuntamiento debido a problemas muy similares. Y en 2004, el Pleno aprobó una moción para hacer un ofrecimiento en el mismo sentido a Cortijos del Sol, pero su junta de propietarios, en último término, no lo aceptó por algunas condiciones municipales a las que rehusó acceder.

Print Friendly, PDF & Email