image

El equipo malagueño se impuso en la final al Sevilla en una tanda de penaltis, culminada por el joven al estilo ‘Panenka’

La victoria del Málaga C.F., de categoría juvenil en la Copa de Campeones este pasado fin de semana en Almería, tuvo como protagonista a un jugador de Alhaurín de la Torre, Francisco Castillo Viñolo, autor del decisivo gol en la tanda de penaltis a la que llegaron Málaga y Sevilla, tras el empate del partido y su correspondiente prórroga.

 

El partido, muy trabado desde el principio, acabó con el 0 a 0 de inicio, dando lugar a una prórroga, con más juego de ataque, en la que se adelantó el equipo sevillista por medio de Adriano en el minuto 100. No obstante, escasos minutos más tarde, en el 108, el malagueño Nesyri consiguió empatar tras un impecable testarazo a la salida de un córner. La tanda de penaltis resultó nefasta para el Sevilla, F. C., después de errar sus tres lanzamientos antes de que Fran Castillo, materializara el que daría definitivamente el trofeo para el equipo malagueño, además haciendo gala de una sangre fría impropia de su edad, al materializarlo a lo “Panenka”.

 

Fran Castillo tiene 19 años, está en su último año juvenil y pertenece al primer equipo de la categoría juvenil del Málaga C. F., después de pasar por las categorías inferiores del fútbol del Alhaurín de la Torre. Con 3 años entró en la Escuela del C. D. Lauro, para emigrar al Autonómico de La Mosca en su segundo año de categoría cadete. Ya en categoría juvenil, primero entró en la disciplina del Tiro Pichón de Liga Nacional (temporada 2013 – 2014) para posteriormente pasar al División de Honor del San Félix (2014 – 2015). En el pasado mes de junio, antes del inicio de la presente temporada, los técnicos de la entidad malaguista, Casanova y Arnau confirmaron su presencia en el equipo de la División de Honor, donde ha realizado una excelente campaña, siendo uno de los pilares de su equipo.