13166042_1001242159954851_7283624073499592355_nLleno absoluto ayer en el último día de festejos en la barriada El Romeral, en la que los vecinos se volcaron durante todo el fin de semana y que vino a endulzar el amargo sabor que causó la suspensión de la procesión de la Virgen de Fátima, patrona del lugar, debido a la lluvia del pasado viernes por la noche. En la jornada del domingo se celebró la tradicional degustación popular de paella, cortesía del Ayuntamiento y de la Asociación de Vecinos Miramar, de la que se sirvieron más de 600 raciones en el recinto ferial, situado en el zona deportiva del Centro Social.

Tanto el alcalde, Joaquín Villanova, como el concejal de Fiestas, Mario Pérez, y otros concejales más del equipo de gobierno, estuvieron en el almuerzo de hermandad, al que acudieron centenares de vecinos de la barriada y también del resto del municipio. Ambos valoraron la hospitalidad y unidad de la barriada e hicieron un balance muy positivo, así como agradecieron la labor de las concejalías y áreas municipales por su apoyo a las fiestas de todas la barriadas y núcleos de Alhaurín de la Torre, en lo que también incidió Blas Cerezo, el presidente de la asociación vecinal.

La jornada de ayer estuvo amenizada igualmente con las actuaciones del coro Amanecer, y se prolongó hasta bien entrada la tarde, con una merienda a base de chocolate y pasteles y numerosos juegos de mesa.

Los vecinos se han mostrado muy contentos durante todo el fin de semana y han asegurado que esta celebración es algo que une a la barriada y a sus vecinos por lo que se disfruta mucho. También mucha gente de otras barriadas y del casco histórico del pueblo han acompañado a los vecinos de El Romeral en sus fiestas.

El excelente ambiente de ayer contrastó con la tristeza de la jornada inaugural, ya que la procesión solo pudo durar 15 minutos aproximadamente a causa de la lluvia, a fin de evitar poner en riesgo los enseres del cortejo y instrumentos de la banda municipal de música. De todas maneras, toda la barriada arropó a su patrona e incluso después de la lluvia se quedaron en la capilla con rezos y cantos.

Ya por la noche, cuando desapareció el riesgo de lluvia, se celebró en el recinto ferial la gala de elección de reina y míster. La joven Elisabeth Macías fue elegida reina de las fiestas 2016, junto con Ana Martín y Ainhoa González como damas de honor, y José Bermúdez como míster.

La animación en la caseta continuó hasta altas horas de la madrugada y también el sábado por la noche.

Imágenes del perfil del Ayuntamiento: https://www.facebook.com/media/set/?set=a.1001241489954918.1073743125.401880463224360&type=3

 

Print Friendly, PDF & Email