Los Servicios Operativos han instalado nuevos maceteros en la plaza de San Sebastián y en la plaza de la antigua Escuela de Don Carmelo, y próximamente se colocarán también en las calles Málaga y Cantarranas. Se pintarán grandes murales decorativos alusivos a las tradiciones locales.
El Ayuntamiento de Alhaurín de la Torre ultima un ambicioso plan de embellecimiento del casco antiguo y del centro urbano, con el objetivo de reforzar la imagen de pueblo andaluz y favorecer la calidad de vida de vecinos y visitantes. Por este motivo, se van a impulsar varias actuaciones por parte de los distintos departamentos municipales, que en los últimos días se han centrado en la instalación de maceteros y jardineras.

Esta iniciativa forma parte de la política del equipo de gobierno que dirige Joaquín Villanova para consolidar las calles más antiguas y emblemáticas de la población como vías atractivas para los residentes y paseantes, y beneficiar así tanto a la propia ciudadanía como a los comercios tradicionales que se asientan en estas zonas. A la colocación de macetas de color hace unas semanas en El Chorrillo (calle Doctor Fleming), y tiempo atrás en el Barrio Viejo, se suman ahora nuevos maceteros en otras plazas y rincones.

Concretamente, se han dispuesto en la plaza de la antigua Escuela de Don Carmelo (donde se inauguró este mismo año la réplica de la antigua torre dedicada a los Regulares), en la plaza de San Sebastián y en la entrada a calle Ermita. Se trata de recipientes rectangulares de piedra blanca, en los que se han sembrado arbustos de la especie eugenia y geranios de diferentes tonalidades.

La calles Cantarranas y Málaga serán las siguientes donde se instalarán este tipo de jardineras, en sustituición en algunos casos de otros maceteros que fueron dañados o rotos. El Área de Servicios Operativos que dirige Prudencio J. Ruiz se está encargando de estos trabajos, dentro de un plan que abarca otras medidas que realzarán notablemente este entorno.

Una de las más impactantes será la creación de grandes murales decorativos que se pintarán en fachadas de dimensiones suficientes, al estilo del arte callejero que ha funcionado muy bien en otras ciudades. En el caso de Alhaurín de la Torre, serán espectaculares y coloridas composiciones, alusivas a la cultura andaluzas y a las tradiciones locales. “Estamos seguros de que va a ser algo muy espectacular que le va a gustar a todo el mundo”, ha asegurado el concejal, que ha adelantado que próximamente se desvelerán más detalles de este proyecto, que correrá a cargo de un artista de primer nivel.

“Alhaurín de la Torre siempre ha sido un municipio referente en zonas verdes y embellecimiento, pero queríamos dar este salto de calidad en el centro urbano, para darle un carácter todavía mayor de pueblo andaluz. Es nuestra esencia y nuestra cultura, y vamos a crear un casco antiguo colorido, magnífico y muy agradable para pasear, para visitar y para los que viven en él”, ha declarado Prudencio J. Ruiz.

Print Friendly, PDF & Email