El alcalde, Joaquín Villanova, anuncia el inminente comienzo de las reparaciones y mejoras en la zona más afectada por las últimas lluvias torrenciales. Se trata de una triple actuación que incluye nuevas canalizaciones, desagües y otros trabajos para desviar el agua hacia el arroyo

El alcalde de Alhaurín de la Torre, Joaquín Villanova, ha visitado esta mañana la barriada de Torrealquería, que fue una de las más afectadas en el municipio por la reciente gota fría y lluvias torrenciales que tuvieron lugar en la provincia de Málaga el pasado 14 de septiembre. Villanova ha anunciado que en unos días empezarán los primeros trabajos dentro de un plan de reparaciones y mejoras con la finalidad de evitar inundaciones y daños en la zona.

“La semana que viene vamos a comenzar ya, pero no vamos a parar de trabajar hasta que esto nos deje tranquilos”, ha afirmado. Las primeras obras afectarán al curso del arroyo en la zona verde situada en pleno corazón de Torrealquería, entre las calles Soleá, Cauce y Sierra Llana. El alcalde ha explicado que se ha planteado una triple actuación, con el objetivo en todo caso de facilitar el desvío de las aguas pluviales y evitar daños en calles, viviendas e infraestructuras.

En concreto, por un lado se va a construir un gran marco de hormigón que sustituirá a los cuatro tubos que actualmente pasan bajo la intersección de la calle Soleá con la avenida José María Torrijos (cerca de la parada de autobús), los cuales quedaron atorados por el arrastre de piedras y lodo desde el arroyo debido a las fuertes precipitaciones. En ese mismo punto, se instalarán grandes bocas de evacuación de agua, para desviar todas las pluviales que bajan desde la calle hacia el arroyo.

Paralelamente, se va a eliminar un rebaje de la acera en la calle Soleá hacia la calle Cauce, y se va a levantar un bordillo, que hará también de barrera frente al agua. Dicho rebaje, que se habilitó en su día para facilitar el paso de las ambulancias y vehículos de emergencia hacia la zona peatonal, será reemplazado por uno nuevo en la calle Sierra Llana, situada a un nivel más bajo, con lo que se elimina el riesgo de entrada del agua.

Por último, se dragará el cauce, en el que también se plantea una obra para facilitar su limpieza y prevenir la acumulación de barro, piedras y sedimentos. “Con todas estas actuaciones creemos que podremos absorber entre mil y mil quinientos litros. Son como tres cortafuegos: tres medidas que estamos seguros de que darán resultado”, ha asegurado el regidor.

El primer edil quiso destacar asimismo la buena labor de todos los efectivos y servicios municipales por la rápida intervención tras las lluvias del día 14 y las posteriores labores de limpieza, que se solventaron con mucha rapidez. Por otra parte, Villanova, junto con el concejal de Servicios Operativos, Prudencio J. Ruiz, y el técnico de Obras e Infraestructuras, visitaron la zona norte de Torrealquería donde se estudia otra intervención para encauzar las aguas que bajan desde la Sierra.

Print Friendly, PDF & Email