El alcalde, Joaquín Villanova, ha anunciado medidas para impulsar obras de emergencia que garanticen el suministro durante el verano. El consumo en Alhaurín de la Torre se ha incrementado en casi un 20% desde el inicio del confinamiento por la crisis del coronavirus

El Ayuntamiento de Alhaurín de la Torre va a impulsar en los próximos días la licitación y ejecución de un paquete de obras de emergencia con el objetivo de garantizar el suministro de agua a la población. La idea es que los proyectos, que afectarán a varias zonas del término municipal, estén completamente terminados de cara al verano y a los meses de mayor consumo.

Así lo ha avanzado el alcalde, Joaquín Villanova, tras una reunión que ha mantenido con los concejales de Aguas y de Economía y Hacienda, Marina Bravo y Abel Perea respectivamente, y los responsables de la asesoría jurídica, intervención y Aqualauro. El encuentro ha servido para definir los procecimientos para agilizar estos trabajos, que supondrán aproximadamente una inversión de 850.000 euros.

Desde la declaración del Estado de Alarma vigente en toda España y las medidas de confinamiento, se calcula que el consumo de agua en Alhaurín de la Torre se ha podido incrementar en casi un 20%, a lo que se añaden las escasas precipitaciones y la situación de sequía que se experimentó durante buena parte del año pasado. El Ayuntamiento persigue con esta medidas evitar problemas más graves de desabastecimiento, y más en las actuales circunstancias de emergencia sanitaria.

Por una parte, se van a ejecutar en el corto plazo un total de cinco grandes obras en las que se invertirán unos 400.000 euros. Se trata fundamentalmente de actuaciones de renovación de infraestructuras y de canalizaciones para prevenir las averías y evitar las pérdidas en la red; unos proyectos que ya se encontraban avanzados en sus respectivos procesos de licitación.

Por otro lado, se van a destinar 450.000 euros para otras obras que sirvan para asegurar el suministro de agua a la población. “Nuestro pueblo tiene 82 kilómetros cuadrados de superficie y una población de casi 50.000 habitantes y consumimos muchísima agua, por lo que esta inversión es urgente y necesaria”, ha remarcado el primer edil.

Print Friendly, PDF & Email