(Adirane Arcano Bengoechea) Con lo famoso que es el baseball en América me parece sorprendente como nosotros, tan “americanizados”, no hemos querido invitar a este deporte a formar parte de nuestras vidas.

Nos pasamos de los Reyes Magos a Papá Noel, del día de los difuntos a Halloween, de decir “tío” a decir “bro”. Pero lo que viene siendo en deportes, no cambiamos el fútbol por el baseball. ¿Por qué será esto? Tal vez, y solo tal vez, creamos que el fútbol es una de las mejores cosas que tiene España y que el resto del mundo envidia. Significará eso que es como “nuestro pequeño orgullo”.

En 2015 Alhaurín de la Torre se proclamó Ciudad Europea del deporte pero no sé realmente a qué se refieren con ciudad europea. Si es cierto que tiene varias pistas de voleibol, un skatepark, varios campos de fútbol, de baloncesto, gimnasios, canchas de tenis, padel… pero los deportes minoritarios dónde se han quedado. El baseball, si no me equivoco, solo se ha practicado como actividades extraescolares en algunos colegios. Pongo ejemplo de Alhaurín, pero no creo que los pueblos de alrededor tengan o tanta variedad o equipo de baseball. El único equipo que hay es en la capital malagueña, Los Tiburones de Málaga.

El equipo de baseball de Málaga está a las puertas de desaparecer porque no hay gente que se anime a probar, no hay niños que sepan que tienen la oportunidad de probar este deporte. Pero lo que si hay son padres, padres que obligan a sus niños a jugar los deportes que ellos no pudieron practicar o que no se les dio bien. Padres que creen tener Ronaldos o Messis. Y puede que sea cierto, que sean grandes jugadores, pero no de fútbol. Puede que lleguen a conectar con deportes como el baseball u otros no tan conocidos y su verdadera vocación sea esa.

El baseball en España es tan minoritario que mucha gente no sabe ni que hay ligas. Eso sí, las ligas son a nivel andaluz porque no hay tanta gente para hacerlas a nivel provincial. Hay de mayores y de niños. También hay campeonatos a nivel nacional y torneos. Hay amistosos, hay árbitros que cobran y hay buen ambiente. Muy buen ambiente. El único inconveniente es la falta de atención que Málaga le da a este deporte. Más ayudas podrían alentar a que muchos niños o jóvenes que no practiquen ningún deporte se animen a probar este.

Por eso invito a practicar todos los deportes que necesites o que necesiten tus hijos hasta que llegue en el que más a gusto esté. Invito a probar este deporte tan maravilloso que poco a poco está perdiendo todo lo que ha ido consiguiendo. Apoyemos el deporte malagueño sea cual sea, no solo los mismos de siempre. Apoyemos los deportes minoritarios.

Print Friendly, PDF & Email