(Francisco Javier Zambrana Durán – Alhaurín de la Torre)

El baloncesto femenino está de enhorabuena en Alhaurín. No precisamente porque coseche títulos sin ningún tipo de interrupción, sino porque despierta pasiones. El Pabellón Blas Infante vivió este domingo la gran final del Torneo Costa del Sol de Baloncesto Femenino, en el que el conjunto local llegó a ser finalista y a caer por 7 puntos (63-70) ante Raca Granada.

En el encuentro celebrado a las 13:00 de este 30 de septiembre, el club de baloncesto no ha podido alzarse con la victoria en una final reñida de principio a fin. Las alternancias en el marcador le dieron a las granadinas la oportunidad de pelear con fuerza durante los cuartos finales para llevarse la victoria de vuelta a casa, y no de dejarla en el lugar donde todos esperaban que permaneciese.

De esta forma, y después de haberse consolidado como uno de los equipos más compactos durante la temporada pasada, el Asisa ha demostrado su valía. Las incorporaciones norteamericanas han servido para mejorar el ritmo de juego, aunque la participación de las más habituales ha mantenido el equilibrio en pista.

Una actuación sorprendente en semifinales

El Asisa Alhaurín se ha convertido en este torneo en una de las plantillas revelación. La remontada cosechada el pasado sábado en el Blas Infante ante unas rivales como Unicaja, les permitió llegar a la mañana dominical con una motivación excepcional que no se tradujo en la victoria, pero sí en el buen juego.

Tras permanecer 25 puntos abajo en el marcador, el equipo alhaurino fue capaz de sobreponerse a las adversidades y dar toda una lección de corazón, y, ante todo, de baloncesto. Finalmente, y casi sobre la bocina, se alzaron con el triunfo más importante hasta el momento de la temporada, y uno de los más notorios por la relevancia del conjunto verde en Málaga.

Almería fue tercero

Previamente, a las 11:00 se celebró el encuentro entre Club Baloncesto Almería y Unicaja Baloncesto para decidir el tercer y cuarto puesto del torneo. En este choque, las almerienses pusieron toda la carne en el asador y terminaron colgándose el bronce por un ajustado 51-55 por el que Unicaja peleó hasta última hora forzando la maquinaria.


Realizado por: Francisco Javier Zambrana Durán (@neyfranzambrana/Francisco Zambrana).

Print Friendly, PDF & Email