Ausencia total de incidentes, salvo dos averías sin importancia que no afectaron al recorrido. Miles de personas en las calles y un ambiente inmejorable. El vallado del trayecto en las calles más transitadas se realiza desde el año pasado. Por primera vez se dispuso de una ambulancia.

Histórica, brillante, sin incidentes y más segura que nunca. Este es el balance que han realizado el alcalde, Joaquín Villanova, y el concejal de Fiestas, Mario Pérez, acerca de la Cabalgata de Sus Majestades los Reyes Magos de Oriente en nuestro municipio. Miles de personas se agolparon por las principales calles y avenidas del centro urbano, con un ambiente inmejorable, en un desfile que hizo las delicias de pequeños y mayores. Al final, gracias a la aportación de las entidades financieras, el número de caramelos sumó casi 4.500 kilos, además 1.500 balones y peluches que también se repartieron desde las 17 carrozas que formaban parte del cortejo. Desde primera hora de la tarde, se notaba que iba a ser una Cabalgata multitudinaria, y bien que se cumplió. Numerosos vecinos de la capital y de pueblos limítrofes decidieron visitar nuestro pueblo, atraidos por la calidad del desfile de la tarde de Reyes y, sobre todo, por la comodidad de aparcamiento y del visionado en distintos puntos del casco, ya que el trayecto pasa hasta tres veces por la plaza de San Sebastián.
El dispositivo diseñado por la Concejalía de Fiestas, con el apoyo de la de Servicios Operativos y la de Seguridad Ciudadana, funcionó a la perfección, lo que propició la ausencia total de incidentes de mención, salvo dos averías sin importancia en otras tantas carrozas que fueron reparados con diligencia y no afectaron en absoluto al recorrido del cortejo, si acaso en unos minutos. Tanto el alcalde como el concejal han expresado su gran satisfacción por la total normalidad del desarrollo de uno de los acontecimientos más esperados, fruto de una “concienzuda planificación” a todos los niveles “que acaba dando los resultados apetecidos”, añade el edil. En el capítulo de seguridad, cabe destacar que hasta 25 voluntarios de la Agrupación Local de Protección Civil, más personal adicional de apoyo y de la Comisión de Fiestas, identificados con petos, permitieron que hubiera una vigilancia mínima de cuatro personas por cada una de las 17 carrozas. Igualmente, había disponibles dos todoterrenos del cuerpo de voluntarios, otro vehículo ligero contraincendios y, con carácter pionero, una ambulancia (UVI móvil) contratada por el Área de Fiestas, dotada de técnico, ATS y un sanitario de Protección Civil. Por fortuna, no hubo ninguna incidencia que requiriera de sus servicios, y además el público colaboró con un comportamiento exquisito al observar todas las advertencias de los vigilantes y de los agentes de la Policía Local, cuya nutrida representación también ayudó a que todo transcurriera con normalidad.
Alhaurín de la Torre, a juicio del equipo de gobierno, ofrece además una Cabalgata muy escrupulosa con la seguridad pública, lo que se demuestra por la presencia de vallas situadas en la plaza de San Sebastián, para evitar accidentes, y en la embocadura de las principales calles del recorrido, donde más congregación de personas suele haber. De esta forma, a juicio del alcalde, más del 80 por ciento del recorrido de las carrozas está perfectamente acordonada y separada de la multitud con las vallas para evitar tanto el paso de vecinos como los posibles tumultos a la hora de recoger los apetecidos caramelos. El éxito de este sistema de seguridad radica en que las barreras son móviles y el personal municipal las desplaza de lugar a medida que va pasando el cortejo, de modo que en ningún momento de aglomeración falta el vallado, algo que comenzó a realizarse en la Cabalgata de 2012. Igualmente, a la hora del reparto de los regalos en el parque municipal, el sistema de vallas permite encauzar a los niños y a sus familias por estricto orden de llegada y sin problemas, como viene ocurriendo desde hace más de una década.
Esta Cabalgata 2013 también será recordada como la de la ausencia de unidades tractoras en las carrozas, pues han sido sustituidas en su totalidad por vehículos todoterrenos, cedidos de forma totalmente gratuita por la empresa SERTASA, a la que el concejal de Fiestas ha mostrado su más sincero agradecimiento.
Por último, el edil quiere agradecer a los integrantes de la Asociación de Vecinos La Alquería por prestarse a ceder a los conductores de los vehículos que conformaban el desfile de al Cabalgata, algo que ha contribuido también a su éxito.
El alcalde ha querido destacar que, pese a los recortes presupuestarios que afectan a las arcas municipales, “hemos podido completar una Cabalgata histórica, irrepetible, segura y muy celebrada por el público y todo ello, con más dosis de creatividad e ingenio y con menos dinero, lo cual es un completo éxito”, concluye.

CONDOLENCIAS CON LA FAMILIA DEL PEQUEÑO FALLECIDO EN MÁLAGA
El regidor también ha querido aprovechar su intervención en el balance de la Cabalgata para expresar oficialmente sus condolencias y la del pueblo de Alhaurín de la Torre a la familia del niño de seis años que falleció el pasado sábado en la Cabalgata de Málaga capital al inicio del recorrido. Villanova se ha mostrado “consternado” por la tragedia, que achacó sobre todo al factor casi inevitable de la “mala suerte”.

Print Friendly, PDF & Email