La ponencia se enmarcó dentro de las IV Jornadas sobre Prevención de Drogas celebradas en el municipio.

 (Salvador Aragón y Mercedes López) El pasado sábado 10 de noviembre se celebraron,  en la Casa de la Cultura de Pizarra, las IV Jornadas sobre Prevención de Drogas, jornada en la que hubo un alto porcentaje de participantes jóvenes, la mayoría de ellos estudiantes monitores y auxiliares de ocio y tiempo libre.

Ver Álbum fotográfico

 La Jornada, organizada por la Concejalía de Bienestar Social del Ayto. de Pizarra, ha sido  subvencionada por la Consejería de Salud y el Bienestar Social de la Junta de Andalucía, y comenzó puntual a la cita, abriendo y dando la bienvenida a todos los presentes,  el alcalde del municipio, Francisco José Vargas Ramos.

 Esta actuación estuvo dirigida a propiciar un debate abierto que contribuyese a mejorar la prevención de drogas en el municipio y contó en su primera parte con la ponencia de Francisco Martín González, Jefe de modalidad de drogas de la Unidad Canina de Málaga además de una exhibición canina; y en su segunda parte  con la ponencia del Juez de Menores de Granada Emilio Calatayud Pérez bajo el lema “Cómo educar en prevención a nuestros/as hijos/as”, finalizando la jornada con la entrega de unos diplomas a todos los asistentes por la participación en la misma.

Francisco Martín González, guardia civil de narcóticos,  expuso el Plan de prevención de Drogopendencias del Cuerpo de la Guardia Civil, ponencia que acompañó de una presentación de imágenes  de distintas actuaciones en las que se han incautado drogas, mostrando el ingenio que pueden llegar a tener los traficantes para esconder la droga resultando  hoy día más fácil la localización gracias a los perros  antidrogas. Para ello Francisco Martín también realizó una exhibición con dos perros para que los presentes comprobaran el proceder y explicó en que las unidades caninas llegaron a Málaga en el año 1967.

Detectar la droga con “facilidad” por  perros es debido a que tienen cerca de siete millones de células olfativas a diferencia del ser humano que solo suele tener mil. Estos perros naces y mueren en perreras y solo son perros antidrogas, no hay perros especializados en una determinada droga, ellos solo detectan donde hay droga sin diferenciarlas.

 Debido a que alguna vez pueda producirse un error, la Guardia Civil cuenta con un seguro para esas ocasiones.

 Tras un breve descanso, tomó la palabra el Juez Emilio Calatayud, quien puntualizó que hablaba en nombre propio y no en nombre de los jueces, resaltando además que él se basa en tres leyes, la Constitución Española, la Protección del Menor del 96 y la Responsabilidad del Menor, dando lectura a los derechos de los menores, recalcando que la base fundamental es la familia y que no se debe olvidar que ser padre no es ser amigo ni colega, es solo eso, ser padre.

Comenzó con la lectura del decálogo para formar un pequeño delincuente en casa, del que dice no tener la autoría a pesar de que así lo piense mucha gente y que dice así:

1. Comience desde la infancia dando a su hijo todo lo que pida. Así crecerá convencido de que el mundo entero le pertenece.

2. No se preocupe por su educación ética o espiritual. Espere a que alcance la mayoría de edad para que pueda decidir libremente.

3. Cuando diga palabrotas, ríaselas. Esto le animará a hacer más cosas graciosas.

4. No le regañe nunca ni le diga que está mal algo de lo que hace. Podría crearle complejos  de culpabilidad.

5. Recoja todo lo que él deja tirado: libros, zapatos, ropa, juguetes… Así se acostumbrará a cargar la responsabilidad sobre los demás.

6. Déjele leer todo lo que caiga en sus manos. Cuide de que sus platos, cubiertos y vasos estén esterilizados, pero no de que su mente se llene de basura.

7. Riña a menudo con su cónyuge en presencia del niño, así a él no le dolerá demasiado el día en que la familia, quizás por su propia conducta, quede destrozada para siempre.

8. Dele todo el dinero que quiera gastar, no vaya a sospechar que para disponer del mismo es necesario trabajar.

9. Satisfaga todos sus deseos, apetitos, comodidades y placeres. El sacrificio y la austeridad podría producirle frustraciones.

10. Póngase de su parte en cualquier conflicto que tenga con sus profesores, vecinos, etc. Piense que todos ellos tienen prejuicios contra su hijo y que de verdad quieren fastidiarle.

Tras la lectura, Calatayud afirmó  que con la crisis, se ha vuelto a los viejos valores y como consecuencia la delincuencia de menores ha bajado ya que vuelven a estudiar pero a la vez ha subido el maltrato de hijos a padres. Y que al igual que los menores tienen sus derechos recogidos en el código civil, no hay que olvidarse del artículo 155 del mismo código que nos habla de los deberes de los menores, “obedecer y contribuir con las cargas familiares”.

La nueva droga: “Los Móviles” declaración que dejó sorprendido a los asistentes pero que defendió explicando que al igual que se hacen móviles para mayores, deberían hacerse para menores, ya que está resultando ser el gran problema de la juventud que todo lo publica, todo lo comparte, violando la intimidad de las personas de las que se rodean, alabando así las iniciativas de los institutos a prohibir el uso dentro de los centros.

Por último pidió el Pacto por el Menor, que no es más que dar satisfacción de sus derechos exigiéndoles sus obligaciones, recordó que hay que saber decir NO e informó que la ley del menor no es tan blanda, considerando que la que hay que modificar es la del adulto, cerrando son una coletilla que repitió a lo largo de la ponencia: Tú lo has hecho, Tú lo pagas.

Print Friendly, PDF & Email