Ayer tuvo lugar la comisión de seguimiento y la visita institucional a las zonas en regeneración. El concejal de Medio Ambiente habla de “razonable ritmo de ejecución del Plan de Etapas, a pesar de la que está cayendo”

El Plan de Restauración y Reforestación de la Sierra de Alhaurín de la Torre, inmerso en su quinta anualidad, sigue dando pasos adelante a pesar de los azotes de la crisis económica. Este es el principal resumen manifestado ayer por el concejal de Urbanismo y Medio Ambiente, Salvador Herrera, durante la Comisión Municipal Informativa de Seguimiento y la posterior visita institucional a las dos zonas de antiguas canteras donde se llevan a cabo las labores de recuperación paisajística, Taralpe y Pinos de Alhaurín. El concejal afirma que, “a pesar de la que está cayendo y del fuerte impacto causado al sector de la construcción y del árido, el ritmo de ejecución del Plan de Etapas marcado en el Acuerdo Marco de 2007 se puede considerar razonable y normal”. Herrera agradeció la presencia de los portavoces de los grupos municipales del PSOE y UPyD la presencia en la subida a las extintas áreas mineras, si bien lamentó que no se sumaran los representantes de IU-CA y de Electores, que por contra antes habían estado en la comisión.

Según se pudo comprobar in situ y a través de los correspondientes informes técnicos, la reforestación en sendas instalaciones presenta adecuados resultados, gracias también al buen comportamiento climatológico -el último periodo de lluvias ha resultado beneficioso, al no haberse detectado regueros, encharcamientos ni daños en taludes ni deslizamientos en laderas- y al hecho de que no se han detectado daños por procesionaria ni otras especies. Se han podido reponer, igualmente, las marras del año anterior, que quedaron pendientes debido a la ausencia de precipitaciones del pasado periodo hidrológico.

Concretamente, en Pinos de Alhaurín, ahora se están ejecutando las labores previas de replanteo, ahoyado y traslado de tierra enriquecida. Si la meteorología lo permite, la maquinaria procederá al traslado del material vegetal desde el vivero ubicado en la planta minera. También se ha logrado el remodelado definitivo del nivel 14, con una berma de 20 metros de anchura, y solo queda pendiente el vertido y extensión de tierra vegetal en unos 200 metros lineales para completar esta fase, y se han reanudado las plantaciones de los niveles 11 y 12, que estaban detenidas por la lluvia. Se está ahoyando, trasladando la tierra mejorada a los alcorques, protectores individuales y plantación. La provisión vegetal procede del vivero de aclimatación.

Respecto al estado de ejecución de la antigua cantera Taralpe, se ha comprobado que el estado de la repoblación forestal es muy satisfactorio al apreciarse una abundancia de brotes y yermas terminales en arbolado y matorral, así como flores. No se ven calvas ni hongos patógenos.

Mención aparte merece la habitual presencia de cabras monteses, especie protegida por la legislación cinegética andaluza y patrimonio natural de excepcional interés faunístico en la Sierra de Alhaurín de la Torre. El vallado perimetral ha propiciado que no haya habido daños en el interior de la zona en reforestación, lo que indica que los ejemplares, al no poder traspasar el área, buscan alimentos en otros lugares.

Print Friendly, PDF & Email