(Oficina de Comunicación Ayto. Alhaurín de la Torre) El alcalde y el presidente de la Diputación reivindican su “clara apuesta” por los equipamientos culturales de Alhaurín, en contraste con “la pasividad y bloqueo” de la Junta de Andalucía al proyecto del teatro. Esta remodelación costará 315.000 euros

En la línea de lo que esta Oficina de Comunicación ya anunció a finales de julio, el Salón de Usos Múltiples de la Casa de la Juventud funcionará próximamente como espacio escénico provisional, con un aforo de 600 butacas y óptimas condiciones de visibilidad. El alcalde de Alhaurín de la Torre, Joaquín Villanova, aprovechó ayer la visita del presidente de la Diputación de Málaga, Elías Bendodo, para recordar el acuerdo de financiación por el que el ente provincial destinará una importante partida para llevar a cabo esta obra, que fue adjudicada en verano. “Se trata de una clara apuesta de Ayuntamiento y Diputación por los equipamientos culturales de Alhaurín de la Torre, en contraste con la pasividad y el bloqueo que practica la Junta de Andalucía al proyecto del teatro municipal”, indicó Villanova.

Según el regidor, el Gobierno autonómico “no se termina de subir al carro de la cofinanciación del teatro”,  un proyecto en que tanto Ayuntamiento como la institución provincial vienen disponiendo partidas presupuestarias desde hace años. “Pero como el teatro no llega, la Diputación se ofreció a financiar algún otro equipamiento y hemos optado por este, que aun siendo provisional, nos permitirá mejorar nuestras instalaciones para los numerosos actos que se celebran en el municipio al cabo del año”.

El contrato para las obras de reforma y mejora del salón de actos de la Casa de la Juventud fue adjudicado a finales de julio pasado, aunque la empresa Grucal ha presentado problemas de liquidez que se esperan solucionar en breve, ya que el asunto adminstrativo se encuentra en el Consejo Consultivo de Andalucía.

El proyecto fue redactado en su día por los Servicios Técnicos Municipales y afecta a los 640 metros cuadrados del salón principal de las dependencias de la antigua fábrica  Punto Industrial, que en los años 90 fue acondicionada para albergar la Casa de la Juventud, y cuyas deficiencias ahora serán solventadas, entre ellas el mal estado de los baños, la falta de accesibilidad o la filtración de agua de lluvia en la cubierta. Para ello, se construirá un techo completamente nuevo y más elevado, en sustitución del antiguo, ya que éste va provisto de placas de fibrocemento muy antiguas y un alto grado de deterioro.

La nueva estructura cargará sobre unas vigas metálicas y  placas de anclaje y soldadura que se conectarán a los pilares, y contará con paneles con materiales modernos que servirán para mejorar el aislamiento térmico y acústico del recinto, así como facilitar la evacuación del agua de lluvia a través de un canalón oculto existente en la fachada de la calle Punto Industrial.

Por otra parte, se adecuarán los aseos para hacerlos más accesibles, para lo cual se ejecutará una demolición parcial de la tabiquería, se redistribuirán los espacios y se instalarán nuevos sanitarios. Además, se renovarán las infraestructuras de abastecimiento, saneamiento y electricidad, incluyendo cuadros y tomas. Igualmente, se mejorará el acceso al salón de actos con escaleras más lineales y rampas o plataformas alternativas para las personas con problemas de movilidad. Por último, se proyectará la climatización y ventilación del salón de actos con la preinstalación correspondiente.

Ya en 2013, el Ayuntamiento llevó a cabo una primera reforma de la cubierta de la Casa de la Juventud, aunque en este caso en el área que ocupan el resto de dependencias del inmueble: vestíbulo, oficinas, almacén y salas, y solo quedaba pendiente el salón de actos. En aquella ocasión, se actuó sobre una superficie de 900 metros cuadrados para impermeabilizar el tejado, prevenir humedades y goteras, aislar térmicamente el edificio y facilitar el ahorro energético.

INCUMPLIMIENTOS DE LA JUNTA DE ANDALUCÍA

La falta de teatro municipal, cuyos primeros proyectos datan de 2006, modificados a la baja en 2011 por la crisis, es solo una de las consecuencias de los múltiples incumplimientos de la Junta de Andalucía en Alhaurín de la Torre, según relata Villanova, por falta de financiación.

“Hay varios asuntos que nos tienen empantanados, como la tercera ambulancia, la ampliación de la plantilla del Centro de Salud, el quinto instituto de Secundaria -para el que se ha ofrecido suelo en Taralpe-, la Ciudad Aeroportuaria o el Centro Acuático, para el que teníamos ingresado más un millón de euros a la Junta de Andalucía hace cuatro años y que ha supuesto la pérdida de 15 puestos de trabajo y mantener el grave problema de e la lista de espera de la piscina abierta climatizada, de más de 1500 personas”.

Frente a ello, la Diputación Provincial lleva invertidos cinco millones de euros en los últimos seis años, entre los que destaca 1,2 millones de la biblioteca, 520.000 euros para reurbanizar La Palmilla-Huerto de la Rosa-La Huertecilla, la propia obra de la Casa de la Juventud y otros 151.000 euros en distintas mejoras de calles y zonas urbanas. “Los asuntos que dependen de la Diputación funcionan, van bien, no así los de la Junta”, subraya Villanova.

Print Friendly, PDF & Email