La iniciativa, dirigida por Francis Tomé, se ha ofrecido en cinco turnos semanales desde el 6 de julio hasta el 7 de agosto. En total, han participado 247 amantes de este deporte de 19 clubes diferentes.

El Pabellón El Limón ha acogido durante cinco semanas el Campus CBAT donde han participado 247 niños y jóvenes de entre 5 y 17 años provenientes de 19 clubes distintos. Concretamente, no han querido faltar a la cita estival el C. B. Alhaurín de la Torre, C.B. Algazara, C.B. El Palo, Fundación CB Granada, Naútico Sevilla, CB Colegio Presentación, ACD Gamarra, CB Costa Marbella, CB Marbella, CB Miramar Torremolinos, CB Platero, CD El Pinar, EBG, EDM Teatinos, Mijas Unión Basket, C.B. Alhaurín el Grande, Cantera Unicaja, CB Tomares Sevilla y CB Presentación Granada.

Durante cinco horas, cada día, los casi 50 participantes de cada turno han bailado y han practicado baloncesto técnico, además de otros deportes como bádminton o voley playa. Este último lo han practicado en la pista de voley playa de El Pinar. Y cada mañana también había tiempo para los idiomas dedicando sesenta minutos a clases de inglés.

El balance del campus ha sido muy bueno, tal como ha explicado Juan Pedro Parra, presidente del CBAT. “Las buenas previsiones se han confirmado y podemos decir que éste está siendo un verano de felicidad en el baloncesto alhaurino. Si bien, en junio llegó el reencuentro social y deportivo de los equipos, con los entrenamientos de tecnificación, el plato estrella no ha podido ser más positivo´.

Por su parte, la concejala de Deportes, María del Mar Martínez, ha felicitado al club alhaurino por el éxito alcanzado y ha agradecido a la organización que cada verano convierta Alhaurín de la Torre en una fiesta del baloncesto.

 

El campamento ha estado dirigido por Francis Tomé, entrenador del ASISA, club femenino de Primera Nacional y director deportivo del club. Además, ha contado con cinco entrenadores titulados y un médico. Durante todo su desarrollo, se ha cumplido con un estricto protocolo de seguridad para velar por el bienestar de los niños y jóvenes. Para ello, se ha prohibido el acceso de los padres y familiares a las instalaciones y el recinto se ha desinfectado varias veces al día, además de promover el lavado de manos y el uso de las mascarillas.

Print Friendly, PDF & Email