(Francisco Javier Zambrana Durán – Alhaurín de la Torre)

El beso de Times Square es reconocido por muchos como uno de los momentos más importantes en la historia del arte Pop. La fotografía más conocida por todos no es realmente una fotografía, sino dos distintas que simbolizan la alegría de la victoria de aquel 15 de agosto de 1945 en el que se puso fin a la Segunda Guerra Mundial, después del lanzamiento de las bombas atómicas por parte de Estados Unidos.

La primera de ellas corresponde al fotógrafo de la revista LIFE, Alfred Eisenstaedt, quien la tomó de frente con su cámara profesional. Mientras tanto, la segunda es de Victor Jorgensen, un fotógrafo de la Marina Estadounidense que realizó la fotografía desde otro ángulo en el que no se distingue si se encuentran o no en Times Square.

Desde que estas salieron a la luz, se trató de conocer quiénes estaban presentes en la escena. La imagen, al ser difícil de examinar por el ángulo de ambos fotógrafos, no podía determinar si sería o no exacta la afirmación de múltiples personas que se anunciaron como protagonistas.

Pese a la controversia que existe sobre quiénes fueron tanto el chico como la chica, podemos tomar dos sugerencias como válidas. La primera de ellas fue la de Edith Shain, que era enfermera en Nueva York por aquel entonces, y Glenn McDuffie, que falleció el pasado 2016 sin confirmarse al cien por cien su identidad en la imagen. Ambos fueron reconocidos ampliamente, y considerados parte del heroísmo americano durante años.

La segunda y última barajada actualmente es de George Mendonsa, marinero estadounidense que estaba tomando en un bar copas junto a su amigo y salió a la calle, y Greta Friedman, que trabajaba como asistenta dental. Esta es la actualmente elegida en el, ya que ha sido contrastada en un libro redactado por terceros que han estudiado la fotografía, titulado The Kissing Sailor: The Mistery Behind The Photo that Ended World War II. Los investigadores que se dedicaron a ello fueron Lawrence Verria y George Galdorisi, capitán jubilado de la Marina Estadounidense.

George, a los 95 años, falleció hoy martes 19 de febrero de 2019. Su historia, no de amor, sino de guerra, dio la vuelta al planeta, y simbolizó el inicio de una nueva era. A dos días de cumplir sus 96 años, cerró el círculo de su leyenda, y convirtió en realidad las hipótesis, convirtiéndose así no en el único hombre que besó en Times Square aquella tarde, sino en el segundo.


Nota: Para saber más, puede leer el relato del autor.


Realizado por: Francisco Javier Zambrana Durán (@neyfranzambrana/Francisco Zambrana).

Print Friendly, PDF & Email