El periodista protagonizó una original y vibrante disertación en la que aprovechó las tres advocaciones de la cofradía para defender los valores cristianos. El acto, que tuvo lugar en una renovada Casa de la Juventud, sirvió también para presentar el cartel del Domingo de Ramos, obra de Concepción Trujillo.

La Semana Santa está cada vez más cerca y las cofradías, hermandades y asociaciones religiosas de Alhaurín de la Torre continúan celebrando sus pregones y presentaciones previas a los días más grandes. Este sábado fue el turno de la Cofradía de Nuestro Padre Jesús de la Paz y el Amor a su entrada en Jerusalén y María Santísima de la Esperanza (Pollinica), que organizó en la Casa de la Juventud su pregón y dio a conocer el cartel anunciador de su salida procesional del Domingo de Ramos.

A la cita, que tuvo lugar en el recientemente remodelado salón de actos de la Casa de la Juventud, acudieron numerosas personas y representantes del mundo cofrade y el tejido social y cultural del municipio, además del alcalde, Joaquín Villanova, y otros concejales de la Corporación. Fue una emocionante y solemne velada, en la que el pregonero, el periodista Julián Sesmero Carrasco, aprovechó su intervención para defender las advocaciones de la denominación oficial de la Pollinica (el amor, la paz y la esperanza) como valores fundamentales.  La Banda Municipal de Música de Alhaurín de la Torre abrió la noche con la interpretación de diferentes  marchas como ‘Siempre la Esperanza’ o ‘Puerta del cielo’, además del himno nacional. El acto estuvo presentado por José García, quien se encargó de desvelar los enseres y las novedades que la cofradía estrenará el Domingo de Ramos como los cuatro trajes confeccionados por Esperanza Guillén.

Posteriormente, se procedió a la presentación del pregonero a cargo de su hermano, el fiscal y jefe de protocolo de la Pollinica, Carlos Sesmero, quien sorprendió al protagonista de la noche con emotivas palabras. En su relato recorrió la trayectoria profesional de Julián Sesmero Carrasco, desde su formación como periodista de la primera promoción de la Universidad de Málaga hasta su labor actual como jefe de prensa del Ayuntamiento.   También recordó con nostalgia los momentos que juntos vivieron en la Semana Santa y la trascendencia que tuvo su trabajo como concejal delegado de Cultura para que la Pollinica se convirtiera finalmente en cofradía: “Creyó en lo que era un ilusionante proyecto, le dio el impulso para que fuese una realidad y ahora los vecinos de nuestro pueblo no conciben una Semana Santa sin esta congregación”, dijo Carlos Sesmero.

Julián Sesmero señaló que no pretendía hacer un “pregón al uso”, pero sí “desde el corazón y el cariño” que le profesa a esta corporación. Fue una disertación que no dejó indiferente a nadie, alejado de lo clásico y lo tradicional, puesto que la música que lo acompañaba aportaba originalidad y dinamismo a su discurso. Sesmero Carrasco apeló al amor, la esperanza y la paz como valores cristianos, y resaltó la importancia de las mujeres representadas como madres, especialmente a la suya: “A la madre que es hermana, hija, tía, abuela, bisabuela, a la que es valiente, emprendedora, empoderada o menos empoderada, pero siempre fuerte, siempre generosa, siempre ahí, siempre luchadora, siempre persona, siempre intuitiva. Siempre mujer. Siempre madre. Siempre nuestra. Esa madre. Tu madre. Mi madre”.

Por otra parte, subrayó el trabajo, la unión, el calor humano y la acogida que caracteriza a la cofradía de la Pollinica. Además, ensalzó los pequeños detalles, esos que a veces son imperceptibles y que a la vez son una seña de identidad para la hermandad, e invitó a los presentes a disfrutar del desfile procesional del Domingo de Ramos, así como del resto de cofradías que harán estación de penitencia durante la Semana Santa.

Otro de los momentos cumbres de la noche fue el descubrimiento del cartel anunciador, en esta ocasión realizado por Concepción Trujillo, quien en la actualidad forma parte del alumnado de la Academia Ruiz Juan de Bellas Artes de Málaga. La obra es una pieza clásica de realismo figurativo de óleo sobre lienzo, confeccionada con mimo y tesón que representa la decimacuarta estación del vía cCrucis de Jesús.

Antes de finalizar, se entregaron diferentes reconocimientos como los martillos con los que se efectuará los toques de honor de ambos tronos. Este año han recaído concretamente en Manuel Márquez y Antonia Benítez. Para concluir, el hermano mayor, Pepe Moreno, tuvo palabras de agradecimiento para Julián Sesmero y Concepción Trujillo.

Además, destacó que este año quería dedicarle el acto a una persona que siempre se ha entregado de manera incasable como es Santiago Gutiérrez. Por último, aseguró que durante todo el año se esfuerzan y trabajan con entusiasmo para lo que será la salida procesional.

Más información en la crónica de Juan Ignacio Castillo, que puede consultarse AQUÍ

Print Friendly, PDF & Email