(Recortes Cero) España se ha convertido en una referencia mundial de la lucha feminista, con el extraordinario éxito de las movilizaciones del 8 de marzo en los tres últimos años llegando en 2020 a todos los pueblos de la España vaciada que se han rebelado contra la desigualdad. A esa descarga eléctrica que significó el 8 de Marzo, han seguido las constantes movilizaciones contra la violencia sexual y el duelo tras cada nuevo asesinato.

Vivimos un nuevo despotismo ilustrado “Todo para las mujeres pero sin ellas” parece ser la consigna sorda ante las reivindicaciones sociales. Hay que feminizar la política dicen, y travisten su programa con algunos eslóganes brillantes, y otros creen que con cambiarse el nombre es suficiente. Pero no se puede tapar el sol con un dedo. No se puede hablar de “igualdad” y en los hechos solo las mujeres sean minoría. No queremos que hablen en nuestro nombre de los problemas que nos afectan. Pese a que los recortes afectan a la mayoría de los dos millones de trabajadores que cobran menos que el salario mínimo, el 67% somos mujeres. La redistribución de la riqueza debe ser el centro de un programa para que las mujeres seamos las protagonistas.

Soy Nieves, de Recortes Cero en Málaga. Y me siento orgullosa de ser protagonista de un movimiento encabezado por 52 mujeres de toda España rompiendo todos los techos. 52 luchadoras, profesionales, trabajadoras, madres, estudiantes… Somos 52 mujeres que defendemos una alternativa para la mayoría social con la voluntad de romper todos los techos no sólo los de género. Por ello, Recortes Cero consecuentemente ha participado activamente y ha apoyado las movilizaciones del 8 de marzo de 2020. Una decisión consciente y rotunda ante el nuevo tiempo político.

Durante la manifestación hemos cantado incansablemente las letras siguientes:

Murga de las “Currelantas”, con la música de la canción de Carlos Cano

María (parabá, parabá, parabá)

toma la rienda la autonomía

Lucero

que las paradas quieren currelo

Raquel

y con el jeque qué vas a hacer…

Pues le vamos a dar con tran traca trán

paño, escoba y a refregar

parabá, parabá, parabá pa pa..

Esta es la murga

las currelantas

que al Patriarcado buenamente va a explicar

el mecanismo, del feminismo

de la manera más bonita y popular.

Se acaben ya los asesinatos

hay que romper ese techo de cristal

mismo trabajo, mismo salario

y las pensiones, de nuestras madres

subirlas después de tanto currar…

Y otras rimas:

Trump machista, piérdete de vista

Mismo trabajo, mismo salario

Qué barbaridad, qué barbaridad…

Miseria de pensiones, las de viudedad

A mí también me mola volver a casa sola

Somos más, muchas, muchas más

contra el maltrato, justicia y unidad

Print Friendly, PDF & Email