La Peña Torre del Cante celebró el pasado sábado su cuadragésima Cena Flamenca en el Hotel Cortijo Chico. Se trata de un acontecimiento que ya es tradicional en el calendario navideño de esta entidad, un encuentro que tiene lugar desde hace cuatro décadas. El alcalde de Alhaurín de la Torre, Joaquín Villanova, y otros miembros del Gobierno Municipal no quisieron faltar a la cita y acompañaron a los más de 200 asistentes que se congregaron para disfrutar de la cena.

La concejala de Cultura, Jéssica Trujillo, resaltó el simbolismo del acto porque representa la unión entre socios y simpatizantes. También destacó que la peña es un colectivo “con mucha tradición” y “junto al flamenco es un tesoro que tenemos que cuidar y lo vamos a seguir haciendo desde el Área de Cultura”. Además, puso en valor la singularidad del colectivo porque no es habitual encontrar muchas peñas con estas características.

El presidente de la Peña Flamenca, Antonio Donaire, agradeció el respaldo social que tuvo la cena con representantes de otras asociaciones y afirmó que va a seguir afectado decididamente por el festival Torre del Cante, una de las referencias a nivel nacional.

Como no podía ser de otra manera, y más allá de la buena gastronomía, el flamenco fue el principal protagonista. María Terremoto y Jesús Vela ‘El Puntilla’ amenizaron la noche con un extenso repertorio que hizo las delicias del público, que si algo tiene en común es la pasión por este arte. Nono Jero e Ismael Rueda pusieron los acordes con sus guitarras y acompañaron a los destacados cantaores.

Print Friendly, PDF & Email