El nuevo edificio, que albergará las oficinas para la promoción del parque empresarial, destaca por su diseño moderno y su alto nivel de eficiencia energética. Ambos inmuebles superan los 3 millones de euros de inversión

La Ciudad Aeroportuaria de Alhaurín de la Torre ha dado un nuevo paso con el inicio de las obras del segundo de los edificios encuadrados dentro del llamado Centro de Servicios Integrados para el Impulso y Desarrollo Aeroportuario (CSI-IDEA), que albergará la gerencia de la empresa pública para la promoción y el desarrollo de este proyecto y una zona administrativa y comercial. El alcalde, Joaquín Villanova, y el concejal de Obras e Infraestructuras, Salvador Herrera, han visitado la parcela donde se llevan a cabo estos trabajos, así como las obras del Palacio de Congresos y Convenciones (también llamado Edificio Inteligente Medioambientalmente Sostenible), que arrancaron en verano y que se encuentran ya muy avanzadas.

Ambas construcciones se emplazarán en la barriada de El Peñón y suman una inversión que superará los 3 millones de euros, según ha resaltado el primer edil, quien ha subrayado la gran capacidad inversora del Ayuntamiento en estos tiempos de crisis y el empleo que generan estas obras ya en marcha. Villanova ha recordado que el edificio que ahora se ha comenzado, que funcionará como Sede Central de la  Empresa Pública para la Promoción y Desarrollo de la Ciudad Aeroportuaria, responde a un proyecto innovador y de una arquitectura singular, con los más altos niveles de eficiencia energética.

El contrato fue adjudicado a la UTE formada por Edictec y Etralux por un importe cercano al millón de euros. Respecto al diseño, hay que recalcar el hecho de que la construcción vaya a ocupar solo un tercio de la parcela, según se especifica en el proyecto, ya que se plantea una edificación “permeable” al peatón, para dejar pasar el parque, manteniendo incluso los caminos para que pasen las personas por debajo. Por este motivo, los pilares sobre los que se asienta se han diseñado como esculturas arbóreas y el acceso a la planta baja se realiza a través de un ascensor y una escalera situada al mismo nivel del parque. Para mantener la privacidad de las viviendas de la zona se ha prescindido de muros-cortina o grandes ventanales en sus fachadas noreste o sureste, para evitar vistas frontales hacia las casas. Por contra, una de las fachadas se ha diseñado como una jardín vertical, para conseguir una mejora integración del inmueble en la zona verde.

 

SISTEMAS DE APROVECHAMIENTO ENERGÉTICO

Asimismo, los arquitectos han propuesto la incorporación de sistemas pasivos y activos para conseguir el nivel más alto de eficiencia energética, incorporando fuentes renovables y minimizando los impactos asociados a la construcción, según los criterios del Green Building Council España. En este sentido, se busca que la sede sea “un ejemplo de construcción sostenible para las futuras edificaciones de la Ciudad Aeroportuaria”. Para ello, entre estas medidas se incorpora el aislamiento eficiente de la envolvente por el exterior; iluminación natural de todos los espacios sin necesidad de iluminación artificial durante la jornada; iluminación artificial con led; aprovechamiento de pluviales; enfriamiento nocturno mediante ventilación natural; aprovechamiento del efecto invernadero; o control domótico de todos los sistemas para acondicionar el edificio con el menor consumo de energía posible.

Cabe resaltar que el sistema acumula energía los fines de semana cuando no hay demanda, de forma que el principio de la semana laboral se cuenta con el máximo posible para solventar condiciones climatológicas desfavorables. Igualmente, se instalará un sistema de suelo radiante para suministrar calor o frío a través de una recirculación del agua por las tuberías para calefactar en invierno o refrigerar en verano.

 

EL PALACIO DE CONGRESOS, MUY AVANZADO

En cuanto a la obra del primero de los edificios del CSI-IDEA, que dispondrá de salas para ferias y exposiciones y ofrecerá a la industria auxiliar del sector aeroportuario un canal de presentación y proyección de sus iniciativas, se encuentra ya muy avanzada, y ya se ha empezado a levantar su estructura, con una arquitectura que imita a los hangares de aviación. Se trata de un espacio de 2.000 metros cuadrados, con una sala polivalente de muestras con aseos, camerinos, office y almacén, y otras dos estancias polivalentes que permitan albergar reuniones, talleres, conferencias, aulas y pequeñas exposiciones.

Su carácter único y pionero se reflejará en un original diseño: un gran lucernario exterior, retroiluminado desde el exterior, como un faro, que permite su avistamiento desde la hiperronda en sus glorietas de acceso a Alhaurín de la Torre. Desde el punto de vista medioambiental, la construcción eficiente también permitirá en este caso que el aire calentado a través de sus cerramientos de vidrio y acero durante los meses de invierno se aproveche como calefacción natural y genere el efecto contrario en verano.

Print Friendly, PDF & Email