Los vecinos de esta urbanización han disfrutado este fin de semana de unas intensas celebraciones, que desde el año pasado se dividen en dos días con música, sardinas, castillos hinchables, paella popular y mucha diversión para pequeños y mayores.

Alhaurín de la Torre sigue inmerso en el calendario de festejos y verbenas populares en urbanizaciones y barriadas durante el verano. Este pasado fin de semana ha sido el turno de Puerta Alhaurín, donde los vecinos han disfrutatado de unas intensas celebraciones con mucha música, animación y diversión para toda la familia. La conocida como Fiesta del Agua se ha consolidado como cita ya fija de la agenda estival del municipio, y desde el año pasado se divide en dos días.

El centro social de Puerta Zapata ha sido el epicentro de estas fiestas, que comenzaron el sábado. Vecinos y amigos pasaron el día en un ambiente familiar, disfrutando de las actividades que la asociación de vecinos había preparado. Así, algunos afortunados pudieron llevarse a casa algunos de los regalos que se repartieron en los sorteos, se nombraron a las mises y mister de la barriada para este año y la jornada continuó hasta la noche con la animación del dúo musical Costa Bella.

Frente al escenario, se dispusieron las mesas donde los asistentes pudieron probar los platos de la parrilla y los espetos de sardinas, sin dejar de estar con los suyos. Gabriel Luque, presidente de la asociación de vecinos de Puerta Alhaurín hizo un repaso al itinerario de la verbena: “Como todos los años, celebramos la Fiesta del Agua, y desde el año pasado, son dos días ya, sábado y domingo. Hoy hacemos una verbena, con nuestro grupo de música Costa Bella, hay espetos de sardinas, una barra muy apañada… Vamos a divertirnos. Y mañana, es el gran día. Paella popular, para todo el mundo, gratis, castillos de agua para los niños, fiesta de la espuma… En definitiva, se trata de pasar dos días grandes en la barriada y hacer piña con todos los vecinos, con las barriadas colindantes, con Zapata, con Peñón. Eso es lo importante.”

El domingo, numerosos residentes y visitantes de las barriadas aledañas acudieron a este popular encuentro social en la sede de su asociación de vecinos, Puerta Zapata. La explanada de la asociación acogió a participantes de todas las edades. Acomodados a las sombras de los toldos o junto a los más pequeños en los castillos de agua, el lugar era un ir y venir de platos de sardinas, refrescos y encuentros. A las 10:00 se pusieron a disposición de los pequeños los tan esperados castillos de agua y hasta las 17:30 estuvieron a su disposición para refrescarse de la manera más divertida.

La fiesta contó un año más con su tradicional paella popular. En esta ocasión, se introdujo la novedad de estar preparada sin gluten, una aportación para hacerla aún más accesible a todos los comensales. El arroz, del que se estimaba que podían salir 300 platos, congregó rápidamente a una cola de gente para su reparto.

El evento social de la barriada Puerta Alhaurín contó con la asistencia del concejal de Fiestas y Turismo, Andrés García, el edil de esta barriada, Manuel López y de otros representantes institucionales que quisieron apoyar a la fiesta con su participación.

Andrés García destacó que “este encuentro es importante para cohesión social de la barriada y ofrece una alternativa a la playa con los castillos de agua para los más pequeños”, a lo que añadió que “está siendo una fiesta muy completa, con la animación musical de ayer, los sorteos, el cañón de espuma y la paella popular de hoy”.

Print Friendly, PDF & Email