La inauguración del Belén de Los Moraos, las actuaciones de pastorales y coros y una fiesta infantil fueron los principales atractivos de esta jornada, donde no faltaron las migas, el chocolate y los bizcochos para todos los asistentes

La Real Hermandad de Nuestro Padre Jesús Nazareno del Paso y María Santísima de los Dolores, popularmente conocida como Los Moraos, acogió una jornada de convivencia en su Casa Hermandad, donde acudieron centenares de vecinos de Alhaurín de la Torre, entre ellos, el alcalde Joaquín Villanova.

El primer acto fue la inauguración del Belén acompañado por diversas actuaciones protagonizadas por la Pastoral San Juan y la Pastoral los Penosos de Intelhorce. También, pasadas las dos y media de la tarde, los asistentes pudieron disfrutar de algunos temas interpretados por el Coro Jabalcuza y el Coro Rociero San Isidro, además de unos villancicos cantados por unas hermanas de Los Moraos. El hermano mayor de Los Moraos, José Antonio Bernal, le hizo entrega a los cuatro grupos de un obsequio en nombre de la cofradía.

Para acompañar la música y el baile, la hermandad repartió a los vecinos del municipio platos de migas, chocolate y bizcochos gratuitos, que los asistentes recibieron con buen gusto, ya que agotaron todos sus recipientes.

José Antonio Bernal se sintió satisfecho y contento por pasar este día no sólo con los miembros de su cofradía, también con compañeros de Los Verdes y la Pollinica que decidieron sumarse a la jornada. Bernal quiso destacar el trabajo de todos los hermanos y hermanas de la cofradía que han participado en el Belén durante un mes y medio.

Para finalizar la tarde, se organizó una fiesta infantil con diferentes juegos, pintacaras y un paje real al que los más pequeños trasladaron sus deseos para estas navidades. El rostro de ilusión y alegría de las generaciones más jóvenes fueron el punto álgido en esta jornada de convivencia.

Más noticias: www.alhaurindelatorre.es y www.torrevisiontelevision.es

Print Friendly, PDF & Email