(Junta de Andalucía)   La adjudicación de los trabajos previos y de la propuesta inicial del documento deberá realizarse antes de que finalice el año   La Consejería de Fomento y Vivienda de la Junta de Andalucía elaborará, con la colaboración del Consorcio de Transporte Metropolitano de Málaga, los trabajos previos y la propuesta del Plan de Transporte de esta aglomeración urbana en virtud del convenio que deberán firmar ambas entidades y que hoy ya ha sido aprobado por el organismo participado por la Junta de Andalucía, la Diputación y los doce municipios que conforman dicho consorcio. El delegado territorial de Fomento y Vivienda, Manuel García, ha presidido la comisión ejecutiva del consorcio en la que se ha analizado este acuerdo, en virtud del cual la Consejería financiará, mediante una aportación extraordinaria de 93.200 euros a los presupuestos del consorcio, parte de los trabajos, que suman un coste total de 233.000 euros.   García Peláez ha destacado que “desde la Consejería de Fomento y Vivienda, responsable de la elaboración del plan, se ha querido abrir su  redacción a la colaboración de los ayuntamientos, ya que son ellos los que pueden ofrecer una visión más real y ajustada del punto de partida y del horizonte al que se quiere llegar desde el punto de vista de  los servicios, tráficos e infraestructuras”. Asimismo, ha subrayado que “esta estrategia deberá responder a los cambios producidos por el crecimiento demográfico, la expansión urbanística y la creciente especialización provocada en los usos del suelo” para añadir que “todos estos factores han configurado el modelo de movilidad que resulta necesario corregir tanto por la prolongación de los tiempos de viaje como por el uso mayoritario del automóvil”.   Junta a la redacción del Plan de Transporte Metropolitano del Área de Málaga, el consorcio deberá, una vez firmado el convenio, licitar otros dos proyectos de consultoría para realizar una encuesta de movilidad con carácter metropolitano del ámbito y elaborar un estudio que evaluará la rentabilidad asociada a la implantación de bicicletas públicas en la aglomeración. La previsión es que la convocatoria pública para contratar estas tareas de consultoría se cierre a final de año con su adjudicación. Para financiar estos servicios, el consorcio contará con la aportación extraordinaria de la Junta y solicitará, además, acogerse al programa de incentivos abierto por la Agencia Andaluza de la Energía para fomentar iniciativas destinadas a mejorar la eficiencia energética en el transporte de personas y mercancías.   El plan para la corona metropolitana de Málaga, cuyo inicio de trámites ya autorizó a principios de año el Consejo de Gobierno, se aplicará en Alhaurín el Grande, Alhaurín de la Torre, Almogía, Álora, Benalmádena, Cártama, Casabermeja, Colmenar, Fuengirola, Málaga, Mijas, Pizarra, Rincón de la Victoria, Torremolinos y Totalán, municipios que en su conjunto concentran 1.012.031 habitantes, el 65,25 % de la población de la provincia. El documento fijará las medidas de ordenación y coordinación de servicios, tráficos, infraestructuras e instalaciones para la movilidad sostenible en la aglomeración. Entre otros objetivos, la nueva planificación se dirigirá a incrementar la participación de los medios de transporte públicos en el reparto de viajes, así como a promover los modos no motorizados, fundamentalmente la bicicleta.   El plan incluirá un análisis y diagnóstico de la oferta y la demanda, fijará los criterios para el desarrollo de un nuevo modelo de transporte y movilidad sostenibles y establecerá las directrices de coordinación que deberán seguir las distintas administraciones de acuerdo con sus competencias: los ayuntamientos el transporte urbano, la Junta el interurbano por carretera y el atendido por el metro de Málaga y el Estado el ferrocarril de cercanías. Asimismo, especificará el marco tarifario de los servicios de interés metropolitano, la procedencia de los recursos destinados a cubrir los costes de su funcionamiento y los criterios para el reparto de ingresos y posibles subvenciones.   Tramitación y procedimiento   Una vez que se culmine la elaboración de los trabajos previos y se redacte la propuesta del plan, la Consejería de Fomento y Vivienda la enviará a una comisión de redacción formada por las administraciones autonómica y central y a la que se podrán sumar, con voz pero sin voto, profesionales de la materia y representantes de colectivos afectados. Tras superar este trámite, el documento será revisado antes de su aprobación inicial por el Consorcio de Transporte Metropolitano del Área de Málaga y la Dirección General de Movilidad de la Junta de Andalucía.   Durante un plazo de dos meses, el proyecto se expondrá a información pública y a la consideración de otras administraciones, colectivos y agentes económicos y sociales. Tras este periodo, la Junta redactará la memoria ambiental y culminará el proceso con la aprobación definitiva del plan por parte del Consejo de Gobierno. El futuro plan se adaptará tanto a la normativa autonómica de gestión integrada de la calidad ambiental como a la Ley de Ordenación del Territorio. En este sentido, también se ajustará al Plan de Ordenación del Territorio de Andalucía y al plan subregional de la Aglomeración Urbana de Málaga, la Costa del Sol Occidental y la Costa del Sol Oriental.