las-vegas-82319_640Según el folklore popular irlandés, si tienes la suerte de encontrar el final de un arcoíris, allí hallarás una vasija llena de oro vigilada por un pequeño duende o Leprechaun engañoso.

La palabra suerte, en su uso más común, significa algo que ocurre completamente al azar y que no tiene respaldo por la lógica ni ninguna ley de la física. Se podría comparar con un péndulo que oscila entre el bien y el mal.

Muchas naciones han recurrido a las loterías y los juegos de azar para reunir fondos y disminuir los déficit. Se supone que son beneficiosos, pero realmente ¿lo son?

El sufrimiento que causa el juego es mucho mayor que los beneficios que parece conferir, ya que tiende a enganchar a las personas más vulnerables de la sociedad – lo que en casos extremos conlleva a la ludopatía.

Según Wikipedia “la ludopatía es un impulso irreprimible de jugar a juegos de casino a pesar de estar conscientes de sus consecuencias y del deseo de detenerse. Se considera un trastorno del control de los impulsos, y por ello la Asociación Psicológica Americana no la considera como una adicción. Sin embargo, en 1980 la Sociedad Americana de Psiquiatría (APA) lo incluye por primera vez como trastorno en el Manual Diagnóstico y Estadístico de los Trastornos Mentales, en su tercera edición (DSM).

Esta enfermedad escondida como se ha denominado, es mucho más común de lo que uno podría pensar. Como relata un artículo reciente de El Mercurio de Santiago del 24 de julio, 2013: “las consultas asociados por este tipo de adicción han aumentado 300% en el último tiempo”1.

A su vez, El Diario de Aysén, el 20 de julio de 2013, publicó el artículo: Combate a la ludopatía: Dreams participará en el primer Seminario Internacional de Juego Responsable de Chile2 , que informa:Para combatir la ludopatía en Chile, la cadena de casinos Dreams, se ha incorporado este año a la Mesa de Juego Responsable y,… ha capacitado a cerca de cien consejeros para orientar a los clientes sobre conductas de juego riesgosas, sus repercusiones, los procesos psicológicos que rigen esta patología y los aspectos legales de auto-exclusión”.

Tratamiento del juego patológico

Existe una variedad de tratamientos para el juego patológico que incluyen el consejo, los grupos de autoayuda y la medicación psiquiátrica. Sin embargo, se considera que ninguno de estos tratamientos sea el más eficaz y no se ha aprobado ninguna medicación por parte de la FDA (U.S. Food and Drug Administration) para su tratamiento.

En la actualidad, muchas personas están buscando respuestas alternativas para tratar las patologías de la sociedad moderna.Una de ellas es Michele Longo O’Donnell,una proveedora de  la salud, ministra religiosa, consejera espiritual y autora de varios libros. En un extracto tomado de una entrevista, O’Donnell se refiere a la importancia de las expectativas positivas en nuestras vidas:

“A través de los años he descubierto que las sanaciones se logran cuando se produce un cambio en las expectativas, lo cual es muy distinto que cruzarse los dedos y ‘esperar’ o ‘querer’.” Se logra corregir nuestra manera de pensar al aprender diferentes principios de la ‘Vida’. El mundo vive con la expectativa de sufrimiento y enfermedad. Debemos aprender a vivir de una expectativa de fuerza e integridad”3.

Mary Baker Eddy, reconocida autora, sanadora y reformadora cristiana,enfatizó la importancia de mantener nuestras expectativas en Dios como la única fuente de provisión, que es inagotable. Escribió en su libro Best-Seller, Ciencia y Salud con la Llave de las Escrituras: “Para los que se apoyan en el infinito sostenedor, el día de hoy está lleno de bendiciones”4.

Adicción sanada

Un conocido, llamémosle Ricardo, se hizo tan adicto a los juegos de azar que pasaba poco tiempo con su familia y amigos. Tanta era su adicción, que se hizo emplear en un casino como crupier, sin embargo, su sueldo no compensaba por la gran cantidad de dinero que estaba perdiendo. Quiso parar, pero sentía como si una cadena mental le arrastraba de vuelta al vicio: “Con solo una apuesta más llegará mi momento de suerte”. No obstante, en la hora más obscura de su vida, con la ayuda espiritual de una persona, pudo rescatar una visión más clara de su verdadera identidad como hijo bien amado de Dios; libre de atracciones materiales negativas, a pesar de lo que había sido su comportamiento en el pasado.

Al reemplazar persistentemente los pensamientos negativos por ideas espirituales buenas, retomó control de sus impulsos y llegó a comprender que los juegos son perjudiciales y perdió su atracción a ellos.

En los meses siguientes, el deseo de jugar desapareció y fue sanado de modo permanente.

Para tener una vida mejor, todos pueden dejar de confiar en la suerte o el azar para confiar en Dios, la Mente divina infalible, de dónde fluye con abundancia sólo el bien.

Melanie Harrington de Alcázar es Comité de Publicación de la Ciencia Cristiana para Chile.

1)      http://impresa.elmercurio.com/Pages/NewsDetail.aspx?dt=2013-07-24&dtB=09-09-2013%200:00:00&PaginaId=7&bodyid=2

2)      http://diarioaysen.cl/nbreves/combate-a-la-ludopatia-dreams-participara-en-el-primer-seminario-internacional-de-juego-responsable-de-chile/

3)      http://keithwommack.com/2013/08/06/is-the-god-youve-created-the-cause-of-all-your-disease/

4)      http://www.cienciacristiana.net/marybakereddy

Print Friendly, PDF & Email