(Jmm Caminero) Analizaremos desde puntos de vista literarios-filosóficos, no desde las ciencias naturales, ni sociales algunos aspectos a vuela pluma del problema de la mente-cerebro-inteligencia-razón. Porque al final, es necesarios precisar algunos puntos de estos temas que todo el mundo habla pero en estas cuestiones todos de alguna manera estamos perdidos.

Es obvio que no vamos a encontrar la cuadratura del círculo, más cuándo se dice que en este siglo va a ser, entre otros fines, el siglo del descubrimiento del cerebro-psique-mente. Por lo cual, hay quienes piensan que se abrirán puertas al conocimiento que no podemos soñar, y por consecuencia se encontrarán cámaras-habitaciones-salones y los por qués de multitud de objetos de la razón, y de la proyección de la mente en la realidad. El por qué del por qué. Porque al final de cuentas, parte o gran parte de la realidad humana es una proyección del cerebro-psique-razón-mente. Pero hasta que llegue ese momento que este modesto articulista no conocerá, aunque ya estamos viendo los primeros conocimientos tecnocientíficos sobre estos temas, podemos a vuela pluma, poner algunos límites, realizar algunas reflexiones:

– Controlar y conocer de forma adecuada la mente es lo más difícil de la existencia. De tal forma que dicha entidad tenga libertad en sí, pero al mismo tiempo se le pongan unos límites. La mayoría de seres humanos no conocemos mínimamente, ni controlamos mínimamente el caballo sobre el que vamos la entidad cuerpo-cerebro-mente.

– Se distingue entre cuerpo-psique-mente-alma en la cultura occidental. El alma en sentido estricto sería la realidad inmaterial y eterna que cada ser humano tiene, el cuerpo y el cerebro sería la estructura físico-biológica, la psique-mente sería la realidad formal de proyección de ese cerebro. Todo formando una unidad indivisible, al menos aquí en este existir: cuerpo-cerebro-psique-mente-alma. De todas formas según sea tu concepción antropológica filosófica o metafísica sobre esta cuestión, así será tu definición de ser humano, de sociedad, de humanidad, de Después de Este Mundo o No Después.

– ¿No nos enseñan suficientes conocimientos teóricos y prácticos sobre el cerebro y la psique-mente y el alma porque es el modo-método que se ha optado para organizar-gestionar la sociedad? ¿No por maldad, ni por intereses escondidos, sino que los que tienen que gestionar el mundo tienen que intentar utilizar mecanismos para gobernar sociedades de cientos de millones de seres humanos, o se hace con metafísicas-religiones tradicionales o se hace con sistemas de economía-mercado-supervivencia o se hace no enseñando suficientes mecanismos de autocontrol personal para obligar al ser humano a que tenga cada día que salir de su casa a trabajar? ¿O todo lo anterior con otros instrumentos…?

– Cómo pensar bien y con el mayor grado de realidad-profundidad posible. Como utilizar conceptos-ideas lo más verdaderos posibles, datos-hechos-experimentos los más verdaderos posibles, y sistemas de interrelación entre esos conceptos y esos datos lo más adecuados y verdaderos posibles, para pensar con el mayor grado posible de realidad-verdad-bondad-bien…

– La razón es también racionalidad más irracionalidad. La cuestión es cuánto grado o cantidad tiene de una cosa y de otra.

– La mayoría de seres humanos creen que sus ideas o conceptos o hábitos o prácticas son racionales y razonables, cuándo son en su mayor grado irracionales. Puede que reflexionen muy racionalmente sobre cualquier tema o cuestión de forma objetiva o casi objetiva, más cuándo se pone a hablar-dialogar con los demás, pero después en otros temas o en esos mismos, en su fuero interno y en su juzgar internamente nos comportamos y, están en primer lugar los estratos afectivos-emocionales-sentimentales-pasionales-pulsionales-instintivos.

– ¿Por qué tal o cual cosa, por qué yo me he pasado toda la vida observando-acumulando datos-reflexionando-pensando-escribiendo…? ¿Y por qué usted ha hecho lo mismo con otra cosa, averigüe que cosa y el por qué…? ¡Yo no he sido capaz de encontrar una solución a este problema-cuestión…? ¿Por qué hemos vivido una vida de pensamiento, y como diría Ortega Gasset, parafraseándolo, “pensar también es una forma de vivir-existir?

– Ahora nos dicen que el cerebro está constantemente interrelacionando información-datos-ideas-conceptos-deseos y que solo una parte ínfima de todo ello somos conscientes. Según algunos el cerebro-mente nos maneja y nosotros creemos que manejamos al cerebro, pero es al revés. Por lo tanto, si lo anterior es verdad, en parte o en gran parte, tendremos por un lado que vivir-existir una vida lo más verdadera-auténtica moral posible, para influir en el cerebro para que después tome opciones inconscientes correctas, buscar ideas-conceptos-enunciados los más verdaderos posibles para que después el cerebro-mente tome opciones inconscientes y conscientes lo más correctas posibles… Porque el cerebro-mente nos influirá consciente-inconscientemente en nuestra vida-existir, pero nosotros también influiremos en nuestra mente-cerebro-psique con la forma de vivir-existir-pensar que tenemos o hemos ido optando. En ese juego trivalente o polivalente de interrelación, en ese juego, hay que intentar ser y captar lo más verdadero-bondadoso con racionalidad-bondad-modestia-humildad… Y no hay que irse para todo ello a un desierto o al Oriente, o aceptar una ideología rara, sino seguir en tu sociedad y con tu familia y tu trabajo y tu vocación  y, mientras tanto, repensar el pensar, “re-pensamiento”.

– Hay tantas razones sobre un tema, el problema es elegir la mejor y la más conveniente y la más adecuada y la más verdadera y la más bondadosa.

– Puede que sepamos nadar en el mar, pero la mayoría nos perdemos en el mundo interior de las ideas y conceptos y deseos y pasiones, en ese mar interior con tantas islas y tantas playas y tanta agua.

– Por mucho que me he esforzado debo admitir, que nunca he entendido-comprendido totalmente a los seres humanos, y a medias o menos de medias a mi mismo y, lamento decir, que ya en parte he desistido de ese deseo-fin que he tenido toda mi existencia, por eso he estudiado hasta la saciedad, he observado hasta el agotamiento y he pensado-escrito-pintado hasta la barbaridad. Pero debo reconocer mi derrota.

– Sé que mi especie, de momento, no tiene suficientes conocimientos verdaderos para entender toda la complejidad del universo físico y del universo humano, y sé que no tenemos mi especie suficiente inteligencia para entenderlo y comprenderlo. No sé si dentro de mil años ya lo tendrán, no sé en ese momento cómo estará mi especie humana y todo lo derivado de ello, sociedades, humanidad, civilización, seres humanos, culturas, ideologías como serán, etc.

– Creo o me pregunto si mi especie es muy primitiva o muy poco desarrollada en sí o entitativamente, y pienso si el desarrollo o materialización de la especie, todos los productos culturales-civilizaciones son también muy arcaicos o primitivos, y ambas cosas se interrelacionan. Creo que de seguir existiendo todavía tendríamos que evolucionar mucho o muchísimo…

– Todos tenemos alguna idea conceptual o afectiva sobre todo y sobre cada cosa mental o práctica o material. La cuestión es si es la más verdadera y la más bondadosa y la más útil y…

– Hay tantas perspectivas sobre las cosas y tantos fines-motivos sobre ellas, que la cuestión es saber si esa que defiendes es la más verdadera-bondadosa-racional-correcta.

– Podríamos rellenar docenas y cientos de páginas sobre este tema, pero eso es lo bueno y lo menos bueno de un artículo de opinión, mitad literario y mitad filosófico y mitad estético como los que este escribidor-escribiente-escritor-escribano-escriba construye, es que solo dispone de mil palabras y solo alrededor de mil palabras.

Para terminar podríamos indicar que la mente-cerebro-alma es posiblemente tan compleja como todo el universo o multiverso físico. Es, quizás un enorme espacio-tiempo-universo desconocido en su mayor parte para nosotros mismos. Incluso el de cada uno para cada uno. Quizás, haya que preguntarse si somos demasiados primitivos, aunque nos creemos muy avanzados en todo y en casi todo. Al final, lo que somos y lo que creemos ser, como individuos y como humanidad es lo que proyectamos en la sociedad, en todo lo que tocamos, hacemos, pensamos, dirigimos, desde la entidad teórica práctica más compleja a la más simple, a la realidad más sofisticada o al deseo o pensamiento más simple…

https://www.facebook.com/cuadernossoliloquiosjmm  © jmm caminero (31 oct-09 dic. 2016 cr).

Fin artículo 701º: “Sobre la mente-razón”.

Print Friendly, PDF & Email