El Ayuntamiento inicia la instalación en estos emblemáticos jardines de este sistema, dotado de sensores y un ‘software’ de última generación y que ya funciona con éxito desde hace un mes en el Parque Municipal. El proyecto se irá implantando poco a poco en el resto de zonas verdes.

El Ayuntamiento de Alhaurín de la Torre ha iniciado los trabajos para instalar en los jardines de la Finca Municipal El Portón el nuevo sistema inteligente de riego, que se implantó por primera vez hace aproximadamente un mes en el Parque Municipal, y que posibilitará ahorrar hasta un 50% de agua.

El Portón se convertirá así en el segundo espacio verde dotado de esta tecnología, incluida dentro de un ambicioso programa inversor con el que el alcalde, Joaquín Villanova, pretende situar a Alhaurín de la Torre a la cabeza en materia de desarrollo sostenible y lucha contra los efectos del cambio climático. Las obras han obligado a levantar en parte la zona ajardinada de El Portón y se llevan a cabo a través de la Concejalía de Servicios Operativos que dirige Prudencio J. Ruiz.

El Consistorio pide disculpas por las molestias ocasionadas por el desarrollo de esta actuación, que servirá para renovar una red de riego con más de 30 años y que presentaba diversos problemas y deficiencias. No hay que olvidar que este es uno de los parques más antiguos de Alhaurín, desde que la finca fuera cedida en su día por la familia de su anterior propietario, el noble escocés Bryan Hartley Robinson.

Se trata de un sistema inteligente de telegestión, que facilitará considerablemente el mantenimiento de parques y jardines y, sobre todo, supondrá una reducción notable en el gasto energético y del consumo de agua, con el consiguiente ahorro económico. Actualmente solo funciona en unas pocas grandes ciudades y se irá extediendo poco a poco a otros espacios de Alhaurín de la Torre.

La tecnología, suministrada por una empresa especializada, incluye una red de sensores y un ‘software’ de última generación que posibilita programar a distancia los tiempos de riego desde un ordenador, tableta o, incluso, teléfono móvil, y que detecta y controla numerosos parámetros, incluidos la lluvia, la meteorología o  posibles averías.

Es capaz de detectar automáticamente un consumo excesivo a causa de una rotura o acto vandálico, momento en el que se cierra automáticamente. Para ello, contará con un sistema de comunicación vía GPRS conectado a una unidad central. El procedimiento mecánico, de tipo bidireccional, permite además la lectura remota de contadores y la activación o desactivación de bombas de extracción o de fuentes, entre otras ventajas.

Para que esta telegestión se extienda al resto de parques y zonas verdes, el Ayuntamiento planea invertir unos 100.000 euros anuales hasta 2023, una iniciativa en la línea de otras medidas que apuestan por el ahorro energético y los ODS (Objetivos de Desarrollo Sostenible), conforme a los parámetros de la Agenda 2030 de la ONU, como la creación de jardines con plantas suculentas o que requieren poca agua (xerojardín), el uso de captaciones de agua no potable para riego, la implantación de luminarias ‘led’ en toda la red de alumbrado público, etcétera.

Print Friendly, PDF & Email