image

(Culturalh)  La representación tendrá lugar en el Centro Cultural ‘Vicente Aleixandre’ a partir de las 22 horas. El público podrá disfrutar una hora antes de una cata de vino. El precio de las entradas es de 5 euros   28 de noviembre de 2013.-   La representación de la obra ‘El burlador de Sevilla’ cierra mañana el Ciclo de Teatro de Noviembre, que organiza la Concejalía de Cultura, que dirige Isabel Durán. La función tendrá lugar a partir de las 22 horas en el Centro Cultural ‘Vicente Aleixandre’, aunque una hora antes los espectadores podrán disfrutar de una cata de vino del grupo bodeguero Prior de Pantón, como ya sucediera con la primera obra del ciclo. Las entradas pueden adquirirse en el mismo Centro Cultural a un precio de cinco euros. ‘El burlador de Sevilla’ será escenificada por la compañía Deucalión, que recrea su particular visión de este clásico español del siglo XVII.   SINOPSIS Teatro Deucalión construye, desde la ficción, el estreno de la pieza teatral a mediados del siglo XVII , desarrollando la acción en un corral de comedias; es ahí, donde la compañía de actores, regentada por Claramonte, después de dos meses de ensayos – el mismo tiempo que llevan sin cobrar-, huyen por la noche, abandonado el lugar. A la mañana, Claramonte, que ignora el suceso de la huida de los actores, llega al corral, con los dineros que el santo oficio le ha adelantado, con la obligación de estrenar la comedia esa misma tarde. Allí se encuentra su criado Escaramilla –fanfarrón, cobarde, avaro..- y Bernarda, la costurera-algo menguadita de seseras-. Claramonte, al conocer la partida de los actores, presa del pánico, piensa que será quemado en la hoguera por el santo oficio, ya que no podrá estrenar la pieza. Escaramilla y Bernarda, sugieren la posibilidad de llevar a cabo una empresa imposible: estrenar la comedia entre los tres, movidos por el deseo, bien de salvar de las llamas a Claramonte – Bernarda-, o bien, de repartir luego los dineros, (destinados en un principio a pagar a toda la compaía), entre pocos- Escaramilla. Una empresa, como se verá, no imposible de realizar. En éste, un Burlador de Sevilla, de enredos e incidentes, que va desde lo humano a lo grotesco, a veces; todo él, repleto de situaciones cómicas, hilarantes, desenfrenadas… donde el espectador, forma parte de la propia comedia.

Print Friendly, PDF & Email