En 11 años, el censo ha aumentado casi un 40 por ciento. Consciente de este progresivo avance, el Ayuntamiento invierte cada año importantes partidas para una óptima prestación de los servicios públicos y equipamientos

 Alhaurín de la Torre supera los 38.000 habitantes empadronados y se consolida en el puesto duodécimo de la provincia en nivel de población. Estos datos, recogidos por la Oficina Municipal del Padrón, arrojan una curiosa cifra: entre los años 2001 y 2012, nuestra localidad ha aumentado su censo en casi un 40 por ciento, al pasar de los casi 24.000 vecinos a la cifra actual, ya muy cerca de los 40.000. En concreto, el dato del Padrón actualizado es de 38.150 ciudadanos, donde sigue destacando el altísimo porcentaje de menores de 20 años, más de una cuarta parte del total, y la escasa proporción de mayores de 65 años, menos del 9 por ciento, lo que nos coloca como uno de los municipios más jóvenes de la provincia.

El caso de la progresión paulatina del número de habitantes de Alhaurín de la Torre responde al típico caso de municipio del área metropolitana, que se beneficia del efecto llamada de muchas personas que deciden instalarse aquí por su proximidad a la capital y por la calidad de vida y los servicios que se prestan. En efecto, el gran salto de población, similar al de Rincón de la Victoria, comienza a fraguarse en la segunda mitad de los años 80 y da un gran salto en los 90. A partir de 1996, además, el Ayuntamiento decide potenciar el control y actualización del Padrón y, desde entonces, el crecimiento resulta espectacular. Y es que en aquel año, la población estaba situada en 16.914 vecinos empadronados, aunque existían grandes desfases entre las actualizaciones del censo oficial que realizaba el Estado y el Departamento de Padrón. Dos años después, en 1998, Alhaurín de la Torre se puso en la cabeza de la comarca del Guadalhorce, al llegar a la mágica cifra de 20.000 empadronados. En 2005 se alcanzaron los 30.000 y ya va camino de los 40.000 censados, si bien la población flotante podría estar situada en otros 10.000 ciudadanos no empadronados, pero que sí gozan de los servicios públicos universales y de calidad. En 2008, Alhaurín de la Torre se alzó como el tercer municipio de Málaga que más creció durante 2008, junto a Benalmádena y Mijas.

Esta realidad refuerza la duodécima posición de Alhaurín de la Torre en el total provincia, aunque ya muy cerca de Ronda y cada vez con mayor distancia del resto de municipios importantes de la comarca del Guadalhorce, como Coín, Alhaurín el Grande o Cártama, que siguen por debajo de los 25.000.

Desde 1970, nuestro municipio ha tenido una progresión realmente espectacular. En aquel año, la población apenas rozaba los 6.500 habitantes. En 1981, la cifra ya estaba situada en 7.622, en lo que fue el primer pequeño boom demográfico. En 1987, año del despegue definitivo en el conjunto de la provincia, Alhaurín alcanzó los 11.209 empadronados. En 1991 estaba muy cerca de los 13.000. Una década después, en 2001, el nivel demográfico rozaba los 24.000 vecinos, y ya en 2007 quedaba muy cerca de los 32.000. Consciente de este progresivo avance de nuestra población, el Ayuntamiento de Alhaurín de la Torre invierte cada año importantes partidas para una óptima prestación de los servicios públicos y equipamientos, algo que no se ha descuidado en ningún momento, tanto en el casco urbano como en las barriadas,  urbanizaciones y núcleos rurales, para hacer compatible el crecimiento sostenible de la población sin merma de los servicios.

Por otro lado, el Consistorio lleva varios meses desarrollando una amplia campaña para estimular el empadronamiento de las personas que residen en nuestro pueblo, pero que no forman parte del censo oficial, que se calcula en unas diez mil aproximadamente, muchas de ellas, de origen comunitario o extranjero. Las medidas de amortiguación de la subida del IBI por la revisión catastral de 2009 incluyen un descuento del cinco por ciento para los ciudadanos que se empadronen, lo que puede incidir positivamente en la reducción de la llamada ‘población flotante’ y, también y sobre todo, en el aumento de la aportación de fondos estatales con arreglo al número de vecinos censados.

A nivel de ciudadanos extranjeros, también se está trabajando para actualizar la proporción de los que causan baja o mantienen su lugar de residencia en Alhaurín de la Torre. De esta forma,  los ciudadanos comunitarios que viven en nuestro pueblo deberán confirmar si están empadronados rellenando un impreso específico. Y es que la legislación estatal obliga al Área de Padrón a verificar cuántos vecinos de la UE siguen inscritos. Se calcula que esta situación afecta a unas 850 personas.

Print Friendly, PDF & Email