Mark Alan Lilley, un peligroso narco británico de 41 años, fue detenido en nuestra localidad tras descubrir la policía que se escondía en un Chalet anti asaltos, con puertas blindadas, camuflada en el vestidor de la vivienda. El delincuente, tenia el control de todo el perímetro gracias a las cámaras de vigilancia y el centro de control en el interior del “zulo”, este, llegó incluso a cambiar su aspecto para pasar desapercibido a la seguridad.

La detección fue llevada por la fuerzas especiales de la Policía, GOES, para el asalto y el posterior arresto. El delincuente esta en búsqueda y captura desde finales de los 90, quien era habitual negociar con distintas drogas, como heroína, cannabis, cocaína, etc, manejando grandes sumas de dinero.