(Elizabeth Santángelo) Días atrás leí algo en Internet: “La vida es como una cámara: solo enfócala en lo que es importante, captura los buenos momentos, saca de lo negativo un aprendizaje revelado, y si las cosas no salen como deseabas intenta una nueva toma. (http://enfocan2.blogspot.com.ar/2012/10/hacer-o-tomar-foto.html).

Hay una realidad que entender por encima de cada circunstancia, así como por encima de la enfermedad, comprender cuál es el verdadero significado de salud. Porque “salud” no es solo ausencia de enfermedad. Es poder transformarla en una oportunidad para no dejarse vencer por el sufrimiento. Superamos la enfermedad porque no la consideramos una amiga sino un enemigo en acecho.

De la misma forma, tampoco lo es un cuadro de estrés, depresión o un intento de suicidio, pues tal oscuridad mental no permite que veamos claramente cuál es el propósito y objetivo de cada vivencia.

Hay señales que identifican tanto al estrés como a la depresión.

.Tics nerviosos, como por ejemplo en los párpados
.Falta de memoria
.Palpitaciones
.Náuseas
.Fuertes sentimientos de culpa
.Susceptibilidad ante las críticas
.Sentimientos de furia, agresión y hostilidad
.Soledad .Tristeza .Desgano .Insomnio

Por otra parte, el suicidio es considerado como consecuencia de una enfermedad prioritaria en el Programa de Acción Mundial en Salud Mental de la OMS.

El suicidio es la muerte auto-infligida intencionalmente. Es la salida a una crisis o problema que causa sufrimiento a la persona.
Las causas pueden ser innumerables; por nombrar solo algunas:

.Necesidades insatisfechas
.Frustración
.Falta de alternativas
.Necesidad de escapar de alguna situación
.Desesperanza (http://www.sanamente.com.ar/t_suicidio.html).

En el mundo de la fotografía, aquellas cosas intangibles e invisibles se hacen realidad gracias al proceso de revelado que se efectúa en el laboratorio.
La labor específica de un fotógrafo no es únicamente tomar fotos con su cámara, sino encargarse del trabajo posterior del laboratorio.
Allí se procesan las fotografías y cuánto más oscuro sea el recinto, mejor es el resultado de su trabajo.

Es el revelador lo que hace que la imagen sea perfecta y nítida y que aparezca a la vista de todos.

La verdadera imagen del ser humano, siempre está a la vista, aunque generalmente esté oculta por los sentidos físicos.
En otras palabras: el hombre originalmente es bueno, tiene grandes condiciones que lo hacen un ser único, pero las condiciones humanas, pretenden impedirlo y ocultarlo.

Si cada uno logra comprender esto, la vida puede transformarse en algo ameno y sorprendente cada día. Puede transformarse en una verdadera aventura.
La hora más oscura siempre precede al amanecer, tal como la hora más oscura de un revelado fotográfico precede al momento de mostrar la imagen real a la luz.

Es posible salir de la oscuridad mental perturbadora, en donde no hay esperanzas ni consuelo.
Usemos este talento para reconstruir vidas, para dejar que brillen con luz propia, olvidando huellas de un pasado que no concuerda con el presente, para permitirnos tener paz, sentirnos sanos emocionalmente y por qué no felices.
Este es un derecho inherente de cada uno. Esto es la VIDA!!

Comité de Publicación de la Ciencia Cristiana, en Argentina.
Contacto: Argentina@compub.org