Miles de jóvenes participaron en las actividades de la nueva edición del programa de ocio nocturno alternativo, que arrancó el viernes. El pasaje del terror en la Casa de la Juventud reunió a más de 300 personas

 (Oficina de Prensa Ayto. Alhaurín de la Torre)

Los jóvenes de Alhaurín de la Torre vivieron un divertido y terrorífico fin de semana. Las actividades en torno a Halloween marcaron este primer fin de semana de la nueva edición del programa de ocio noturno y alternativo Sonámbulos, organizado por la Concejalía de Juventud del Ayuntamiento con la colaboración del Área de Fiestas. La iniciativa arrancó el viernes y continuará este siguiente fin de semana, con diferentes juegos, talleres, competiciones deportivas, concursos y demás.

El pabellón de El Limón fue el escenario de las primeras actividades, el viernes por la tarde, con el deporte como protagonista. Numerosos jóvenes se dieron cita en las instalaciones, donde se celebraron diferentes torneos y talleres. Hay que recordar que la edición de otoño de Sonámbulos goza de una especial aceptación desde la puesta en marcha de este programa, consolidado ya como una de las grandes apuestas de la Delegación de Juventud de Alhaurín de la Torre.

Al día siguiente, sábado, Halloween centró la programación del evento desde por la tarde, con un pasacalles y un pasaje del terror en la Casa de la Juventud. A pesar del mal tiempo, un importante número de chicos y chicas se vistieron de personajes de terror para tomar parte en el desfile, que se inició en el entorno del colegio Isaac Peral y recorrió algunas de las principales calles del centro urbano. Hubo disfraces para todos los gustos, algunos de ellos de gran calidad, dentro de una actividad tiene cada vez más éxito en el municipio, pese a la poca tradición que había hasta hace unos años.

El pasacalles se prolongó durante buena parte de la tarde y finalizó en la Casa de la Juventud, convertida para la ocasión en una terrorífica mansión. Más de 300 personas participaron en el pasaje del terror, organizado en colaboración con los Corresponsales Juveniles y que cosechó otro gran éxito. El precio de la entrada era de dos euros e incluía una consumición. Los visitantes disfrutaron especialmente con este original espectáculo, durante el cual diferentes personajes se encargaron de asustar al público, convirtiendo el miedo en diversión; todo ello en un ambiente ideal gracias al gran trabajo de decoración realizado días atrás en los pasillos y habitaciones de la Casa de la Juventud.

La cita con Halloween no acabó ahí, puesto que al día siguiente, domingo, se desarrolló otra fiesta temática en las mismas instalaciones, en esta ocasión dirigida a los más pequeños. La iniciativa congregó a más de un centenar de niños y niñas, la gran mayoría disfrazados también para la ocasión. Talleres de calabazas, pintacaras, maquillajes y puzles amenizaron la fiesta, que tuvo como actividad estelar un concurso de disfraces, que coronó como ganadores a Ana Victoria (ataviada como Vampiresa) y Juan (que iba como Eduardo Manostijeras). El concejal de Juventud, Prudencio J. Ruiz, calificó como gran éxito este primer fin de semana de Sonámbulos e instó a todos los jóvenes a que acudan también a la Casa de la Juventud en el segundo, donde habrá de nuevo numerosos juegos, talleres y demás sorpresas.

Print Friendly, PDF & Email