El salón de usos múltiples de los bajos del mercado municipal acogió la tradicional fiesta del 14 de febrero, en la que no faltaron la música, el baile y una merienda a base de tartas decoradas con corazones

Numerosas personas celebraron ayer el Día de los Enamorados. Concretamente, los jubilados y pensionistas del municipio participaron de una gran fiesta en el Salón de Usos Múltiples del Centro Municipal Social del Mayor, en los bajos del Mercado. La velada estuvo además, endulzada con una degustación de raciones de tartas decoradas con corazones y tazas de chocolate caliente. Una animada fiesta en la que no faltaron los bailes y detalles y a la que se sumó la concejala responsable del área, María Teresa Álvarez.

Print Friendly, PDF & Email