(Anna Ferré) Cuando nos enteramos de que un conocido a un amigo ha sido diagnosticad@ de cáncer se nos cambia la cara; sentimos miedo, pensamos en el peor desenlace, sentimos compasión, nos aterra esa palabra. Siempre la relacionamos con hospitales, largas luchas y tratamientos, sufrimiento y dolor.

Mi relación con el cáncer ha sido bastante estrecha. Me presentaré. Me llamo Anna Ferré y soy Enfermera. Desde hace bien poco estaba trabajando en un gran hospital de esta ciudad pero decidí cambiar ligeramente de rumbo.

Sí es cierto que he visto mucho sufrimiento relacionado con esta enfermedad, pero también es cierto que existe alegría y esperanza. Muchos casos hay de enfermos de cáncer que habían sido prácticamente desahuciados por la medicina, sin solución, pero han tenido una remisión espontánea de la enfermedad. Cada día hay más avances y cada vez se cura más gente. Por eso nunca se puede perder la esperanza.

En este artículo yo no quiero hablar de penas. Yo quiero hablar de recuperar la vida, la salud y la autoestima, del otro lado de la enfermedad. Porque de esto también se sale.

Y cuál es ese cambio de rumbo que tomé?

Realmente no puedo perder de vista que soy Enfermera, pero quería dar un nuevo aire a mi profesión y entonces escuché hablar de la micropigmentación paramédica y oncológica. Que con esta técnica puede una mujer que ha perdido un pecho volver a sonreír? Que esto es una especie de arte sobre la piel? Las cicatrices pueden atenuarse y se puede “dibujar” pelo en las cejas y color en la boca para que las secuelas de la quimio no estén tan presentes? Quería más información.

La micropigmentación es una técnica parecida al tatuaje pero más suave, donde se utilizan unos pigmentos semipermanentes homologados por sanidad que se introducen en la piel y nos permiten hacer cosas como dibujar una areola hiperrealista, cejas pelo a pelo, colorear los labios, dibujar la línea del ojo, etc

Os imagináis lo que es para una mujer que ha sufrido tanto poder mirarse al espejo otra vez sin complejos? Sin verse y recordar todo el calvario que pasó?

Os imagináis lo que es no tener que quedarse sin cejas porque te van a  hacer quimio o poder ponerse color en los labios antes del procedimiento? Porque no hay nada peor que verse enfermo. Todos sabemos que los labios pierden color, que el pelo se cae, que las pestañas también, pero si lo micropigmentamos antes, nos veremos mucho mejor. Esto va para todos, hombres y mujeres. No es necesario dar tono de maquillaje a los labios, pero sí se puede poner un color de mucosa normal. Los hombres pueden simular que tienen el pelo rapado si lo han perdido, tanto si es por quimio o por alopecia.

Entonces monté mi propio local y me asocié con una profesional de la peluquería, Larissa Manzini y tenemos también una zona de peluquería infantil. Ahí es donde realizo mi labor.

No sólo realizo la micropigmentación paramédica y oncológica, sino también la estética, y así damos servicio a todos, hombres, mujeres y niños. Queremos recibir a las familias.

Estamos encantadas de ayudaros o de poneros guap@s en Welcome peluquería. Welcome porque TOD@S sóis bienvenidos.

Estamos en la calle Alcalde Ramón Irrizarri pastor, frente al colegio Isaac Peral.

Y recordad que la mejor herramienta para luchar contra cualquier enfermedad es sentirse con fuerza, no solo física, sino emocional y mental.

Un abrazo, os esperamos.

Print Friendly, PDF & Email