brain-305736_960_720(OJO al Tráfico) La psicología es uno de los campos de la medicina donde existe un intrusismo mayor, ya que muchas personas sin cualificación proponen teorías sobre la psique humana, sus relaciones y comportamiento, mientras que otras personas, igualmente poco cualificadas, repiten mitos e inexactitudes que otros dijeron antes que ellos, perpetrando esos mitos.

 

Debido a la facilidad de intrusión que tiene la psicología, los psicólogos expertos del Centro de Psicología López de Fez recomiendan asegurarse e informarse sobre el historial académico de cada profesional de la psicología en el que vayamos a depositar nuestra confianza, y evitar así disgustos posteriores.

 

Los mitos más oídos de la psicología

 

“Con la violencia no se consigue nada”.

 

Si bien la frase busca quitarle poder a la violencia, en busca de vías más pacíficas y diplomáticas, el uso de la violencia ha conseguido muchas cosas a lo largo de la historia de la humanidad. Mediante guerras y luchas los imperios se han elevado y caído a lo largo de los años, y el uso de la fuerza ha servido para someter a otros. Cuando un niño agrede a otro niño para conseguir su juguete o su comida se da cuenta del poder que tiene el imponerte por la fuerza sobre otro, por lo que es importante que los padres intervengan y eviten que el niño se acostumbre a este tipo de comportamiento, o podemos tener entre manos un posible caso de bullying en el futuro.

 

“El saber no ocupa lugar”

 

Técnicamente sí. Investigaciones dentro del campo de la neurociencia han demostrado que todos nuestros recuerdos, experiencias y conocimientos se almacenan en nuestra masa encefálica. De hecho, este descubrimiento explica el motivo de las amnesias provocadas por fuertes traumatismos craneales. Así es que, más allá de su significado simbólico, la verdad es que el saber sí ocupa lugar.

 

“Los niños imitan todo lo que ven”

 

Si bien es verdad que los niños imitan muchas cosas que ven, sobre todo si lo ven de gente cercana a ellos como sus padres o tutores, no lo imitan todo. De hecho, suelen imitar más aquellos comportamientos provenientes de personas simpáticas, cercanas y con cierta autoridad.

 

Print Friendly, PDF & Email