El Ayuntamiento exige que las entidades financieras paguen el IBI y la plusvalía de las viviendas de vecinos que la han perdido

Se presentará una moción pionera en el pleno para pedir al Patronato de Recaudación que derive las deudas hacia los bancos y cajas que llevan a cabo ejecuciones hipotecarias. El concejal Francisco Martín reivindica la necesidad de no perseguir tributariamente a ciudadanos que han perdido sus casas

La Concejalía de Economía y Hacienda del Ayuntamiento de Alhaurín de la Torre presentará en el próximo pleno de la Corporación una moción pionera con el objetivo de poner medidas para “no perseguir tributariamente” a los vecinos afectados por ejecuciones hipotecarias, según destacó el propio edil responsable del área, Francisco Martín. En concreto, el texto solicitará al Patronato Provincial de Recaudación de Málaga, que tiene las competencias recaudadoras en el municipio, que no requieran el pago del IBI (Impuesto de Bienes e Inmuebles) a ciudadanos que estén inmersos en un proceso de este tipo por no poder pagar el crédito que mantienen con el banco.
En su lugar, el Consistorio reclama que sean las mismas entidades financieras que han ejecutado las hipotecas contra contribuyentes de Alhaurín de la Torre y que se han adjudicado los inmuebles a las que se exija el abono de las cuotas pendientes en este sentido. El concejal de Economía y Hacienda advirtió de que se han producido varios casos de este tipo, aunque no se han podido contabilizar, en los que personas que han perdido sus viviendas han seguido recibiendo los recibos del impuesto debido a que el banco o la caja no modifica la titularidad del inmueble.
“Es una situación injusta y contra la que hay que poner medidas. Por eso, somos el primer ayuntamiento que vamos a presentar una moción de estas características, para no contribuir a agravar la ya deteriorada situación financiera de muchas familias inmersas en este desagradable proceso de una ejecución hipotecaria o de transmisión forzosa de su casa”, argumentó el edil.
En la moción también se pide al Patronato que, en estos casos en los que el banco o la caja se quede con la propiedad, sea suficiente la propia ejecución para justificar de forma automática la insolvencia del vecino deudor. Ello supondría que se derivara directamente hacia la entidad financiera no solo el IBI, sino otros impuestos como el IIVTNU (Impuesto sobre el Incremento del Valor de los Terrenos de Naturaleza Urbana), devengado del propio proceso de enajenación forzosa de la vivienda.

 

Print Friendly, PDF & Email