La Finca Municipal El Portón albergó ayer el último concierto del ciclo acústico psicodélico Alhauthor, en el que el protagonista fue Mr. Kilombo, una banda de música en la que predomina el talento de Miki Ramírez. El evento, organizado por la productora Oh Salvaje y el Área de Cultura del Ayuntamiento de Alhaurín de la Torre, volvió a ser ejemplo una vez más de la buena organización, ya que se tuvieron en cuenta las nuevas normas impuestas por la Junta de Andalucía y los asistentes respetaron todas las medidas de seguridad y protección impuestas por las autoridades sanitarias.

A lo largo de la noche, Mr. Kilombo deleitó al público con cada uno de sus temas y además presentó algunas de las interpretaciones que forman parte de su nuevo disco. El artista hizo que los asistentes disfrutasen de una noche mágica y así lo reconocieron con numerosos aplausos. Y es que algunas de las letras lograron que aflorasen las emociones entre el graderío.

El intérprete, de esta forma, dio lo mejor de sí mismo y dejó un inmejorable sabor de boca en las gradas en lo que fue la despedida de un mini-festival innovador y muy exitoso.  En este sentido, el concejal de Cultura, Andrés García, hizo un balance muy positivo de los conciertos que habían tenido lugar en este ciclo Alhauthor.

García hizo hincapié en que hubo miedos por cómo se desarrollarían los conciertos con la situación del Covid-19, pero finalmente la buena organización y el respeto por las normas han hecho que se demuestre que en Alhaurín de la Torre existe una cultura segura.  Hoy continúan los conciertos en Alhaurín de la Torre, con el tributo a Queen dividido en dos pases para no superar el aforo permitido.

A las 19:15 y a las 22:30 horas.

Print Friendly, PDF & Email