image

(AUPE) La crisis actualmente en España dificulta el acceso al trabajo, las ofertas de empleo no abundan, tener un título universitario, hablar con un alto nivel varios idiomas e incluso tener experiencia no es suficiente para acceder a un empleo.

A pesar de la amplia formación, muchas personas no encuentran trabajo porque, el “problema es que no saben venderse”.

Hoy en día hay tanta competencia que hay que ser el mejor trabajando, como persona y vendiéndose”. Las empresas buscan talento y los que lo tienen no siempre saben promocionarse para encontrar un empleo.

Queda claro que la originalidad, ser diferente o sobresalir en algún ámbito, junto a todo lo que sabes hacer, tu ímpetu, tus capacidades, tus ganas de trabajar pueden marcar la diferencia y hacer que las empresas se interesen por ti y conseguir el factor decisivo que haga que una empresa te contrate”.

“No es la aptitud si no la actitud lo que marca la altitud de una persona”