Cada año sabemos que, cuando bajan las temperaturas, crece el riesgo de padecer la gripe, pero ¿cuánto sabemos sobre ella? Aquí te lo contamos todo

Anualmente, a medida que se acerca la temporada invernal, crece la preocupación de padecer infecciones víricas respiratorias, comúnmente conocida como ‘la gripe’. Este término es utilizado de manera muy genérica para hacer referencia a la sintomatología que engloba la congestión nasal, dolor de cabeza y resfriados. A pesar de que la mayoría de los pacientes afectados con estos síntomas gripe se debe simplemente al resfriado, la gripe es producida con menor frecuencia, manifestándose una media de una vez cada dos años.


La gripe o influenza es una infección vírica respiratoria que alberga el peligro potencial de desarrollar una neumonía, en cuyo caso requeriría una hospitalización médica. Se habla de gripe cuando la fiebre supera los 38 grados y está acompañada de dolor muscular, de cabeza y de garganta con tos seca.

Esta sintomatología suele empezar a remitir a partir del tercer día, aunque requiere de algo más de tiempo para que manifieste mejoría en cuanto a la tos. Es una enfermedad muy común y comparte síntomas con otras enfermedades respiratorias, por lo que se recomienda que se acuda al médico de cabecera para que evalúe la naturaleza real para poder dar con el diagnóstico apropiado.

Remedios para aliviar los síntomas de la gripe

Como suele decirse, hay dos maneras de curar la gripe: con medicamentos, que durará unos 3 días; o con remedios naturales, que durará unos 3 días. Y es que tratándose de estos diagnósticos que no acarrean demasiadas complicaciones, sino más bien incomodidades, no hay mucho más que hacer que descansar y en cualquier caso buscar la manera de paliar los síntomas. En este aspecto se reconoce el medicamento Gelocatil como un remedio eficaz que ha demostrado aportar mejoras de estado en muchos pacientes. Es un tratamiento que lleva utilizándose durante muchos años en las familias y que se ha mantenido en uso por sus buenos resultados para paliar los síntomas.

Otra alternativa para poder sobrellevar mejor la sintomatología, dolores y malestares del virus de la gripe son remedios naturales. Éstos requieren de mayor preparación, por lo que puede requerir de algo más de voluntad y energía que la alternativa del Gelocatil, pero sus efectos ayudan también a aliviar algunos de los síntomas gripales.

  • Sopa de pollo con cebolla y ajo para descongestionar las vías respiratorias
  • Té de miel para aliviar el dolor de garganta
  • Vapor de eucalipto inhalado durante 10 minutos dos veces al día, cubriendo la cabeza con una toalla para evitar que el vapor se pierda en el ambiente. Este remedio ayuda a abrir las fosas nasales, por lo que alivia la descongestión y favorece a una respiración más cómoda.

Además de los remedios y medicamentos, también es importante procurar seguir ciertos pasos preventivos que ayudarán a facilitar la recuperación. Como por ejemplo, prestar atención a los síntomas que se manifiestan e iniciar el tratamiento lo antes posible. De este modo será mucho más sencillo contrarrestar los efectos, en lugar de esperar a que se agraven o desarrollen más molestias o nuevas enfermedades.

También es importante del mismo modo mantener la temperatura corporal, a pesar del calor que se pueda sentir debido a la fiebre, ya que una temperatura corporal adecuada propicia la eliminación del virus. Especial atención para procurar mantener el calor en la zona de los pies, cuya circulación de sangre es mucho mayor.

Hay que procurar consumir alimentos calientes, ya que la consumición de alimentos fríos o helados puede ocasionar un empeoramiento del diagnóstico. De igual modo se recomienda encarecidamente la ingesta de agua con el fin de mantenerse hidratado. Muy importante también recordar usar pañuelos limpio para no estar en contacto directo constante con el virus.

Print Friendly, PDF & Email