image

El árbol luce ya dos pendientes y dos flores gigantes que se mantendrán durante los días de fiesta   El emblemático árbol situado en la travesía urbana a la altura de la entrada a Fuensanguínea luce ya sus simpáticos adornos con motivo del inicio de la Feria de San Juan. Se trata de dos pendientes gigantes y dos grandes flores, que permanecerán durante los cinco días de fiesta en este ejemplar de chorisia o palo borracho. Los pendientes, rojos y con lunares blancos, ya fueron instalados el año pasado, mientras que las flores, dos rosas rojas, son novedad para esta edición. Las labores han corrido a cargo del Área de Servicios Operativos que dirige Carmen Doblas.

Print Friendly, PDF & Email