El pasado sábado se celebró el besamanos de la Virgen de los Dolores, una de las imágenes titulares de la Real Hermandad de los Moraos, cuya salida procesional se produce cada Jueves Santo.

La Iglesia de San Sebastián se convirtió en el centro neurálgico de uno de los encuentros más señalados en el calendario cofrade. Decenas de hermanos y fieles se congregaron en la parroquia para venerar a una de las sagradas titulares más respetadas por los vecinos de Alhaurín de la Torre.

El besamanos estuvo precedido por el párroco Reinaldo Aguilera, quien bendijo la imagen y las medallas que se entregaron a los nuevos cargos de la junta directiva. El hermano mayor de la cofradía, José Antonio Bernal, se mostró contento e ilusionado por la gran cantidad de personas que acudieron un año más al acto religioso.

También, adelantó que ya estaban afrontando los preparativos de lo que será el desfile procesional en la próxima Semana Santa. Tampoco se olvidó de sus compañeros, ya que aseguró que para él, como hermano mayor, lo más importante es la unidad de los hermanos, de manera que haya un ambiente más adecuado para trabajar.

Print Friendly, PDF & Email