“La Torre “y la Asociación de Artesanos “Zoco del Arte” firman un acuerdo por la divulgación, impulso y reconocimiento como patrimonio cultural de la Artesanía Malagueña.
El pasado miércoles ambas asociaciones firmaron un acuerdo de colaboración en pro de la Artesanía Malagueña, un patrimonio cultural que no debemos y ni podemos olvidar ya que forma parte de la historia de nuestra provincia.

“La Torre” y “Zoco del Arte”, trabajaran de forma conjunta en beneficio de los siguientes valores y realizaran propuestas, acciones y evento en la misma linea.

La artesanía contiene diversos tipos de valores:

1)    Valor económico. Al igual que el patrimonio cultural, la artesanía es un recurso económico y productivo  clave: una amplia red productiva, formada por microempresas,  talleres y pequeñas y medianas empresas profundamente arraigadas  en su territorio local y que contribuyen con una parte no despreciable al valor económico creado por los sectores industriales.

2)    Valor cultural. La artesanía artística es un patrimonio cultural único, expresión de las sociedades a través de la historia. Las empresas artesanas son el fruto de una tradición artística y productiva de siglos de antigüedad. Son depositarias de un conocimiento material e inmaterial, que hunde sus raíces en su territorio local. También son portadoras de valores culturales “universales”, poniendo énfasis en el diseño, el proyecto y en la historia y las contaminaciones con otros sectores culturales muy diferentes son frecuentes.

3)    Valor social. La artesanía artística también tiene “valor social”, creado por medio de la interacción con la economía y la sociedad de su área local, con la comunidad y el ambiente que la rodea. De hecho, siempre tiene profundas raíces en el territorio local, está integrada en su cultura e influye en la sociedad local. La cuestión de la transmisión de las destrezas artesanales, debe considerarse a la luz de lo señalado anteriormente: porque, a la vez que se conservan tradiciones y habilidades, esta transmisión es esencial para proteger la estructura social de las áreas locales. El trabajo artesanal es un tipo de ocupación que sirve de soporte a la economía local y a la producción en pequeña escala. Genera puestos de trabajo, estabilidad social y el potencial desarrollo futuro. Muchas áreas tienen realidades productivas ancestrales en riesgo de extinción por falta de relevo generacional. La artesanía artística también es el motor principal del desarrollo económico sostenible en zonas subdesarrolladas o deprimidas.