image

Aqualauro acomete el encauzamiento y refuerzo de las rejillas en las calles Galeón y Goleta, para prevenir la entrada de agua de lluvia en el colegio Algazara y el IES Galileo. También se ha reparado una tubería de saneamiento en Capellanía

El Ayuntamiento de Alhaurín de la Torre, a través del Servicio Municipal Aqualauro, dependiente de la Concejalía de Aguas que dirige Pablo Montesinos, ha llevado a cabo una nueva actuación que mejorará la red de pluviales en la urbanización de Retamar, y que afectará sobre todo en el entorno de los centros educativos. Las obras están prácticamente finalizadas.

Han consistido fundamentalmente en el encauzamiento de la red en las calles Galeón y Goleta, y el refuerzo de las rejillas transversales. De esta forma, se busca encauzar el agua de lluvia que procede de la urbanización El Lagar a través de la calle Moriles hacia las rejillas situadas en el Parque Oriental Bienquerido. Se trata de unas obras que vienen a complementar las que se ejecutaron el pasado mes de noviembre frente a este parque, donde se colocaron nuevas pluviales conectadas al arroyo Bienquerido y que vinieron a multiplicar por diez la capacidad de recogida en este punto.

El objetivo de estas dos actuaciones es canalizar la mayor cantidad de agua de lluvia para reducir sensiblemente la que llega hasta la zona donde se encuentran el colegio Algazara y el instituto Galileo, así como unas 40 viviendas.

Por otro lado, Aqualauro ha terminado también recientemente las obras de reparación de un tramo de la red de saneamiento de la urbanización la Capellanía en la confluencia de las calles Johann Strauss y la avenida Isaac Albéniz. Han consistido concretamente en la reparación de 70 metros lineales de tubería de PVC de 500 milímetros, que resultaron dañadas por las fuertes lluvias del mes de octubre.

Print Friendly, PDF & Email