La glorieta se ubica en la avenida de las Malagueñas, y responde a una petición de los vecinos de la zona. Se ha decorado con una antigua piedra de molino que fue recuperada en su día por Miguel Ángel Huesca

El Ayuntamiento de Alhaurín de la Torre ha construido una nueva rotonda que ha servido para mejorar el tráfico entre las urbanizaciones Fuensanguínea y Huerta Alta, respondiendo así a una de las principales peticiones de los vecinos de la zona. La glorieta en cuestión se ubica en la avenida de las Malagueñas, y ha sido ejecutada por el Área de Obras e Infraestructuras que dirige el concejal Salvador Herrera. Los trabajos concluyeron hace pocos días y han servido para agilizar la circulación y garantizar la seguridad de los vehículos que habitualmente pasan por ese cruce, que une la citada avenida con la calle Soleares.
Se trata de una intersección que anteriormente carecía de señalización viaria, con el consiguiente riesgo para conductores y peatones. Es un cruce por donde circulan muchos coches tanto de Fuensanguínea como de las cercanas urbanizaciones de Huerta Alta y Huerta Nueva, que toman la avenida de las Malagueñas para dirigirse a la travesía urbana. Para la ejecución del proyecto, que ha supuesto una inversión de unos 20.000 euros, se ha utilizado material de hormigón impreso coloreado en amarillo y rojo, con una base que dibuja una estrella de ocho puntas. Sobre la superficie se ha colocado una peana de acero inoxidable, en la que se asienta una antigua piedra de molino que fue recuperada en su día por quien fuera concejal de Cultura Miguel Ángel Huesca.
De esta forma, el Ayuntamiento ha aprovechado esta actuación para rendir homenaje al pasado agrícola de Alhaurín de la Torre, con una rotonda que se suma a las otras muchas glorietas decorativas en diferentes calles y avenidas, y que forman ya parte del patrimonio del municipio.

Print Friendly, PDF & Email