(PP Alhaurín) El alcalde desmonta una a una las excusas y mentiras de los dirigentes socialistas y denuncia que el Gobierno de Susana Díaz solo busca poner trabas a un proyecto que su propio partido llevaba en su programa electoral y para el que la Junta de Andalucía reservó suelo en 2009

El alcalde de Alhaurín de la Torre, Joaquín Villanova, ha lamentado el “sectarismo” de los dirigentes del PSOE en la Junta de Andalucía por no hacer más que poner trabas desde hace 13 años a la Ciudad Aeroportuaria, el gran parque empresarial, industrial y de ocio de casi 400 hectáreas en el entorno del aeropuerto de Málaga que generaría 25.000 empleos directos y hasta 80.000 indirectos.

 

Villanova, que recuerda que el PP andaluz lleva este proyecto en el programa electoral de Juanma Moreno como una de sus grandes propuestas, ha querido desmontar una a una “todas las mentiras y las excusas” que han puesto los responsables del Partido Socialista en Sevilla, en Málaga y en Alhaurín de la Torre en relación a esta iniciativa, que el propio PSOE ha venido prometiendo en su programa electoral, pero que “han decidido guardarlo en el cajón solo por motivos políticos”. Sin olvidar que el Ayuntamiento se ajustó en todo momento al suelo reservado por la misma Junta de Andalucía en el POTAUM (Plan de Ordenación del Territorio de la Aglomeración Urbana de Málaga) como Área de Oportunidad para la Ciudad Aeroportuaria en el año 2009.

 

  1. LA MENTIRA DE LAS AVES

Primero fue un supuesto perjuicio a determinadas especies, que se ha demostrado que era incierto. El Aeropuerto de Málaga está obligado a controlar las aves para garantizar la seguridad de los aviones y tiene sus propios halconeros para ello, lo que es totalmente incompatible con que esta zona sea ningún corredor de especies migratorias, como se llegó a asegurar. Es más, en una reunión este año del Comité de Fauna de AENA se presentó un estudio de la Universidad de Málaga donde no había rastro alguno ni del escribano palustre ni del carricerín cejudo, las presuntas especies amenazadas según el informe que se esgrimió en su momento para paralizar el proyecto.

  1. LA MENTIRA DE LA INUNDABILIDAD

Los famosos mapas de inundabilidad que redactó la Junta para el río Guadalhorce contemplan unas previsiones a todas luces exageradas y se aprobaron con total oscurantismo y sin darnos participación a los ayuntamientos. Según esos planes, que equiparan el caudal del Guadalhorce al del río Ebro en su máxima crecida, tanto el propio Aeropuerto como los polígonos industriales de Málaga y zonas comerciales como Plaza Mayor se encuentran en zona inundable. El proyecto de la Ciudad Aeroportuaria reserva más de medio kilómetro de márgenes a ambos lados del río Guadalhorce como áreas libres. Estamos seguros de que estos estudios adolecen de una evidente falta de rigor y de fiabilidad, pero es que, además, entran en una contradicción total y absoluta con el POTAUM de la Junta aprobado con anterioridad. Por eso, hemos recurrido al Tribunal Supremo, como han hecho también los empresarios afectados y la patronal de los polígonos. Pero aun cuando la sentencia no nos fuera favorable, eso no puede ser un obstáculo, porque siempre se pueden acometer medidas correctoras. ¿Por qué si no se puede ampliar, por ejemplo, el centro comercial Plaza Mayor, como ya se está haciendo, pero no se puede desarrollar la Ciudad Aeroportuaria?

  1. LA MENTIRA DEL AGUA

Vergonzosas fueron las palabras del consejero de Medio Ambiente por una supuesta falta de recursos hídricos, una carencia, por cierto, que su Gobierno no tuvo en cuenta (otra vez más) a la hora de contemplar la Ciudad Aeroportuaria en el POTAUM. La disponibilidad de agua estaría más que garantizada si la Junta de Andalucía cumpliera con sus obligaciones: entre ellas el convenio que firmó con el Ayuntamiento de Alhaurín de la Torre en 2001, que incluía invertir 1,8 millones en obras de suministro de agua desde nuevas fuentes de abastecimiento. Por no hablar de que solo con mantener en buen estado la red de sistemas de regadío, por la que se pierden más de 10 hectómetros cúbicos al año, habría agua de sobra.

  1. LA MENTIRA DE LAS VIVIENDAS

Otra de las mentiras del PSOE es la de que perseguimos el uso residencial, y el chantaje de que eliminemos las viviendas previstas en el proyecto. Se les debería caer la cara de vergüenza solo por decir esto. No es el Ayuntamiento el que decide planificar la construcción de viviendas, sino la Junta a través del POTAUM firmado por el presidente Griñán. El uso residencial queda restringido escrupulosamente a menos del 20% que prevé como máximo esa normativa andaluza, y las viviendas no están planificadas en la zona calificada de inundable, sino alrededor de los núcleos de Zapata y El Peñón. Lo que se ha previsto en la zona supuestamente inundable es una gran reserva de zonas verdes, usos deportivos y no edificables.

Mientras aquí solamente nos ponen palos en las ruedas, en todo el mundo, y también en España, se está actuando para aprovechar las oportunidades de riqueza y de empleo que ofrecen los espacios cercanos a los aeropuertos. Madrid, Barcelona, Amsterdam, Milán, Zurich, Ciudad de México o Viena han preparado sus propios planes de desarrollo aeroportuario. Hasta la Unión Europea apostó por este proyecto y nos dio la financiación para construir los dos edificios de El Peñón llamados a ser la sede central de la Ciudad Aeroportuaria. Pero el Gobierno socialista de Susana Díaz nos mete en el oscuro cajón de la burocracia a cambio de favorecer a Sevilla. Y si no, pregúntense por qué Ryanair está construyendo su centro logístico en La Rinconada.

Print Friendly, PDF & Email