La Asociación de Vecinos Viñagrande ha celebrado este fin de semana, de forma brillante, las fiestas en honor del patrón de la barriada, San Francisco de Paula, que han congregado durante sus tres jornadas a cientos de vecinos del lugar y de otros puntos de la localidad. Tras la ofrenda floral al santo, que tuvo lugar en la Ermita del Alamillo el pasado viernes, el sábado fue el turno de la misa y salida procesional por las calles del barrio, en un humilde y sencillo recorrido, que contó con numerosos asistentes y devotos de la barriada. Presidía la comitiva el alcalde, Joaquín Villanova, y la presidenta de la asociación vecinal, María Jesús Morales, junto a una nutrida representación de la Corporación Municipal y de las cofradías y entidades sociales, culturales y religiosas.

Esta procesión arrastra una hermosa leyenda detrás, ya que antiguamente al patrón, al que se situaba un bacalao seco al lado, lo portaban los agricultores, para hacer rogativas de lluvia y así obtener buenas cosechas.

Por último, ayer domingo fue la jornada de la tradicional degustación de paella, con más de 180 kilos de arroz para un total de unas 400 raciones, además de animación por parte de los técnicos de la Asociación Juvenil Eo, Eo. Estuvieron presentes el concejal de Cultura, Fiestas y Turismo, Mario Pérez, el de Obras e Infraestructuras, Gerardo Velasco y la de Educación y Personas Mayores, Mª Teresa Alvarez.

Los festejos de Viñagrande están organizados por la asociación de vecinos de la barriada, que preside María Jesús Morales, en colaboración con la Concejalía de Turismo y Fiestas del Ayuntamiento. Se trata de una celebración que abre el calendario de festejos y verbenas populares tras la Semana Santa.

Print Friendly, PDF & Email