(Francisco Javier Zambrana Durán – Alhaurín de la Torre)

Corren momentos difíciles para los que tratamos de comunicar al mundo lo que en él ocurre. Son días duros en los que el trabajo se acumula en las espaldas de los profesionales de la comunicación, y, concretamente, en las de los que creemos que esto del periodismo trasciende más allá del juego de la visita. Como estudiante de esta profesión odio la primera persona, pero esta debe ser utilizada en casos excepcionales como el que ha sucedido en nuestro diario.

El plagio ha sido siempre penado por parte de los que han intentado buscar una información imparcial, una información que beneficiase a los ciudadanos y que no fuera partidista. Es cierto que se pueden plagiar ideas, que se pueden plagiar planteamientos periodísticos, pero jamás un fragmento en el que una persona ha puesto su impronta por partida doble, o, en este caso, triple. Desde Diario Alhaurín entendemos el periodismo como una forma de comunicarnos con la ciudadanía fabricando un contenido nuestro en la medida en la que nos es posible, reivindicando lo que en otros medios de comunicación no aparece, aunque los clics que consigamos a cambio sean ínfimos.

Nuestra publicación no cuestiona el trabajo de otras redacciones, pero sí que pide el respeto ante todo el trabajo que realizamos y que hemos realizado especialmente esta pasada semana. Poniendo el periodismo y el servicio informativo público por encima de todo, hemos intentado conseguir que nuestros ciudadanos estén informados, y que cuando acudan a las urnas el próximo 26 de mayo conozcan qué opción era la más adecuada. Nos hemos esforzado, y un servidor en concreto, en que esto salga adelante, pese a las dificultades que se encuentran en este campo en todos los puntos que toquemos de la política en nuestro país.

Es por ello por lo que consideramos que las prácticas periodísticas deben realizarse conforme a lo que la ética marca. Nosotros, como diario independiente de cualquiera de los poderes, hemos demostrado que tratamos de llevarla a cabo, sin interés alguno por obtener beneficios de ninguna parte.

Agradecemos a aquellos que valoran este periodismo, y denunciamos lo contrario. Ahora, más que nunca, hagamos periodismo y no premiemos el sensacionalismo. Por encima de todo.


Realizado por: Francisco Javier Zambrana Durán (@neyfranzambrana/Francisco Zambrana).

Print Friendly, PDF & Email