(PSOE)   Sobre los gastos en Atenciones Protocolarias , Publicidad y Propaganda   Los  gastos de Protocolo, comprenden desde abonar las comidas o cenas de cargos públicos o personajes que nos visitan, hasta la contratación de catering para eventos que organiza el equipo de gobierno.   Para el 2014 el PP ha decidido aumentar  un 38,75% este  tipo de gasto, si para el 2013 se presupuestó 48.165 euros, para el próximo año  hay estipulado 78.640 euros para tal fin.   O sea mientras la mayoría de los ciudadanos tienen dificultades para salir hacia adelante, mientras nos recortan en educación, sanidad, prestaciones sociales y nos aumentan los impuestos y tasas, el PP de Alhaurín de la Torre, en un acto de descaro, aumenta los gastos destinados a  comilonas y festines.     En nuestra alegación solicitamos primero una reducción drástica de esta partida, dejando solo lo imprescindible, además  que quede muy claro quienes son las personas con nombres y apellidos  que  realizan el gasto y qué consumen.  Así evitamos encontrar facturas de restaurantes sin número de comensales, ni concepto del gasto, solo la cifra.  Mayor transparencia y mayor control del gasto público.   En el mismo sentido camina la alegación segunda que pretende la  disminución de los gastos denominados “publicidad y propaganda”, que va desde el gasto en una cuña de radio, anuncios de periódicos provinciales, locales… hasta la promoción de la Ciudad Aeroportuaria valorada en más de 3000 euros.   Para el 2014 el PP de Alhaurín de la Torre ha decidido aumentar los gastos de este  tipo aumentando respecto al 2013  un 30,98%, situando el crédito inicial para Publicidad  y propaganda en 134.243 euros.   Es importante señalar que esta previsión de gasto por regla general siempre se incumple, puesto que tras el estudio de la Cuenta General, se detecta que aumentan, superando lo que inicialmente se presupuestó.     Con estos gastos, que sean ya los ciudadanos quienes interpreten las cifras, y decidan si es necesario, independientemente de la situación de crisis, destinar dinero público al pago de protocolo, o al pago de anuncios en medios de comunicación de esta forma tan descontrolada y poco eficiente

Print Friendly, PDF & Email