El concejal de Deportes recibió el reconocimiento en la sede del Parlamento Europeo por esta iniciativa, que beneficiará a un centenar de jóvenes deportistas alhaurinos. Se distingue el impacto social que ha tenido el municipio como Ciudad Europea del Deporte a través de proyectos voluntarios internacionales

El proyecto de integración social que desde hace dos años se está llevando a cabo entre Alhaurín de la Torre y la comunidad de Molenbeek Saint Jean, en Bruselas (Bélgica), recibió ayer por la tarde en el Parlamento Europeo un reconocimiento “por su impacto social como ciudad europea del deporte a través de proyectos voluntarios internacionales”. La mención fue recogida el miércoles por el concejal de Deportes del Ayuntamiento, Prudencio J. Ruiz en la gala anual que realiza la Federación Europea de Capitales y Ciudades Europeas del Deportes, durante la cual se entregó la bandera a las ciudades elegidas para el año 2018.

El proyecto de integración está siendo impulsado desde el Área de Deportes del Ayuntamiento de Alhaurín de la Torre, con la colaboración de las instancias municipales de Molenbeek Saint Jean, en Bruselas. A través de su puesta en marcha, se están realizando convenios de colaboración especialmente en materia de intercambio de jovenes deportistas de diferentes modalidades. Deportes como la gimnasia rítmica en 2015, año en que Alhaurín de la Torre fue elegida Mejor Ciudad Europea del deporte, el fútbol en 2016 o el fútbol sala en 2017, ya han intervenido en las actividades desarrolladas en su programación.

Después de que en febrero de este mismo año, jóvenes jugadores del Alhaurín de la Torre CF y de la Escuela del CD Lauro visitaran la ciudad belga, de nuevo el próximo febrero, un grupo de jugadores del CD Victoria Kent de Fútbol-Sala hará lo propio como complemento a la llegada de deportistas de Molenbeek a Alhaurín de la Torre que tuvo lugar el pasado mes de julio. La programación de actividades en ambas ciudades van más allá de aspectos deportivos. Los jóvenes se han visto involucrados en temas culturas y sociales, en continua convivencia entre ambas nacionalidades.

Prudencio J. Ruiz, se mostró muy satisfecho al acabar el acto: “Tenemos que poner por delante de todos a nuestros colectivos y voluntarios. El deporte de Alhaurín crece gracias a ellos. Además, que en la capital administrativa de Europa reconozcan nuestro trabajo, no hace otra cosa que certificar que vamos por el buen camino”. El premio fue entregado en la sala del Parlamento Europeo Alcide de Gasperi, y fue recogido por el concejal de Deportes acompañado por José Carlos Villalba, técnico del área, Juan Carlos Pérez, coordinador del proyecto en Molenbeek (belga de nacimiento y de padres españoles) y Francisco Luque como representantes de los deportistas alhaurinos que se beneficiarán de este proyecto, unos cien en total.