A la iniciativa, organizada por la Concejalía de Bienestar Social con la colaboración de la ONCE, han acudido una decena de alumnos en su primer día. Las clases serán los viernes por las mañanas. El plazo de inscripciones sigue abierto

Una decena de personas han acudido esta mañana a la primera sesión del curso de lectura en braille para personas con dificultades  visuales que se ha celebrado en las instalaciones del Centro de Servicios Sociales Comunitarios de Alhaurín de la Torre (c/ Caldera). Se trata de un proyecto que organiza por primera vez la Concejalía de Bienestar Social que dirige Isabel Durán, con el objetivo de ofrecer un servicio de enseñanza gratuito para personas ciegas y de baja visión  de cualquier localidad. El único requisito es ser afiliado a la ONCE (Organización Nacional de Ciegos de España), entidad que colabora aportando el material.

La propia edil delegada del área ha participado en las clases en esta primera jornada y ha explicado que el plazo de inscripciones sigue abierto. Todos aquellos interesados pueden apuntarse o solicitar más información en el mismo centro de servicios sociales (Tel: 952 417 176). Junto con la persona invidente, pu ede asistir también un acompañante. Las clases se desarrollarán todos los viernes por las mañanas (desde las 10 horas) hasta el mes de abril aproximadamente. La enseñanza corre a cargo de la voluntaria de la ONCE Beatriz Carrera, que indica que el aprendizaje del braille no es difícil, sino que únicamente requiere algo de constancia por parte del alumnado.

En esta primera jornada, los asistentes han recibido plantillas con los correspondientes sistemas de puntos en relieve, para empezar a familiarizarse con las diferentes letras, números o signos de puntuación. Han acudido no solo invidentes de Alhaurín de la Torre, sino también de otros municipios como Torremolinos. “Estamos muy ilusionados por este primer curso. Al principio solo había tres personas apuntadas y en unos días hemos llegado a diez. Esperamos que sean cada vez más y que podamos repetirlo”, ha afirmado Isabel Durán. Tanto la concejala como Beatriz Carrera han destacado que este proyecto, además de enseñar el braille, juega un papel muy importante para la sociabilización de estas personas y les sirve para conocer gente y generar nuevas amistades.

 

Print Friendly, PDF & Email