Buscamos en una frase, no solo un estado o posición mental o conceptual o psicológica, sino una realidad, y sobretodo una verdad. Y así de ese modo, para alguien pueda servir para repensar la realidad, sea interior o exterior, o interior-exterior, o exterior-interior…

                        – Veo a los europeos perdidos. Y usted como los percibe.

                        – La fábrica del mundo, ha sido durante más de un siglo Europa, después y al mismo tiempo Estados Unidos, pero ahora se está trasladando a Asia. ¿Y tantos cambios y crisis que se están produciendo es debido a ello. La industria está abandonando Europa y Norteamérica? ¿Y qué consecuencias tendrá esto, y cómo podremos continuar siendo una potencia mundial, sin industria, tendremos que crear otros tipos de industria…?

                        – Dicen que hay que escribir, en los actuales periódicos digitales, artículos de ochocientas palabras o de cuatro mil caracteres. Pero la verdad, es que es posible, que alguna vez, en una fórmula no mayor de una línea se explique todo el universo, pero ciertamente, insertar en una frase de veinte palabras, toda la verdad y bondad y belleza y prudencia y racionalidad y utilidad de un estado de cosas. Créanme resulta difícil, por todos los lados sobran o faltas flecos o matices o posibilidades o realidades…

                        – Usted conoce mucho de algo, llamémosle equis, pongamos por caso futbol o como dirigir empresas, pero yo entiendo algo de frases y de ideas y de conceptos. Téngame más respeto, porque a esto me he dedicado toda la existencia. Son muchas lunas llenas buscando este candil o luz de verdad-realidad, aunque apenas haya encontrado nada o casi nada.

                        – Uno, uno se cansa, uno, uno está agotado de buscar la realidad-verdad. Y después, se encuentre algo o no, de expresarlo-materializarlo en frases o ideas o pinturas. Pero sobretodo, siempre recibiendo el silencio por contestación. Uno, uno se cansa enormemente, de tanto silencio-fracaso. Nadie tiene una palabra que te indique esto es verdad por tal razón, además por tal razón, o esto es un error, por tal hecho o dato o razones. Siempre el silencio, silencio noche…

                        – Va usted a cualquier persona que ejerza un oficio o profesión, por arreglarte un horno o por darte un consejo financiero o por una asesoría jurídica te otorga su tiempo y su saber y te cobra la minuta, como es justo. Pero tú otorgas y ofreces consejos en formas de palabras, sobre multitud de tema, acertados o equivocados, y solo recibes nada más que silencios. No sabes, después de décadas, si has acertado en algo, o te has equivocado en todo. Y encima, nadie te da dividendos económicos, ni muchos, ni pocos.

                        – Si cortas una flor, te parecerá un gesto bello y útil, pero habrás roto una existencia, un ente le habrás limitado su tiempo y su color y su sombra y su presencia en su presente y en su futuro…

                        – Como armonizar el idealismo con el realismo, lo posible con lo real, lo ideal con lo conveniente…

                        – Hay personas que en determinados periodos de su existencia, se sienten fracasadas en casi todo. Qué consuelo puedes decir a esas personas. Supongo que si llevan una vida legal justa y moral justa, tendrán su recompensa. Que piensen que si llevan una vida legal y moral justa y buena, aunque no sea perfecta han evitado muchos problemas en sí, y en otros. Y eso es una conquista. Y que después de una noche, aunque sea muy larga, siempre viene la luz.

                        – Sabemos curar muchas heridas biológicas, sabemos medio curar muchas heridas de la psique y de la mente, pero apenas sabemos curar heridas sociopolíticas. Heridas que pueden venir, desde hace varias generaciones, por acontecimientos de hace décadas.

                        – Hablamos de todo, pero de verdad de qué sabemos o de qué conocemos.

                        – ¿Te has preguntado de verdad, de dónde te vienen tus ideas o emociones o sentimientos o conceptos sociopolíticos? ¿Si han sido ideas y conceptos que has ido deduciendo e induciendo con el tiempo y con la reflexión y con lecturas ortodoxas de y desde la realidad y de los conocimientos científicos sociales ortodoxos o se deben más bien a emociones y sentimientos que tienen su origen en traumas heredados de abuelos o bisabuelas…?

                        – Se tarda toda una vida, para darse cuenta, que la inmensa mayoría de seres humanos se mueven, tú y yo también por motivos esencialmente irracionales (afectos, emociones, sentimientos, pulsiones, pasiones, instintos, traumas…), y estos después los adornan o adornamos con racionalidades, es decir, razones, argumentos, datos, etc.

                        – Si a tu abuelo le hicieron tal o cual cosa los del bando A, no olvides que puede que a tu interlocutor le hiciesen tal o cual cosa los del bando B, y quizás a tu vecino, a un abuelo le hicieron tal o cual cosa los del bando A, y tal o cual cosa al otro abuelo los del bando B. Por tanto,  necesitamos una paz social y reconciliación nacional. ¿No levanten los muertos de las tumbas, déjenlos estar, que al final, los muertos acaban con los vivos…? ¡Dejen que los tataranietos y tataranietas puedan vivir y existir en una sociedad sosegada y racional y tranquila…! ¡Aquí y en cualquier lugar del mundo…! ¿¡O se levantan las tumbas de todos los lugares del mundo, producidas por todas las banderas y todos los colores…!?

            http://twitter.com/jmmcaminero        © jmm caminero (06 julio-26 septiembre 2018 cr).

Fin artículo 1.394º: “Proverbios VIII de Juan de Portoplano”.

                                                                       *

Print Friendly, PDF & Email