La emergencia sanitaria que se ha instaurado a causa del COVID-19 obliga a miles de habitantes por todo el mundo a confinarse en casa. Como resultado de esto, algunas actividades comerciales han tenido un repunte: como las ventas por internet. Gracias a la tecnología y el internet, millones de habitantes pueden obtener lo que necesitan para sus compras cotidianas.

Aumento acelerado de las ventas online

Adaptarse a las nuevas circunstancias de vida no ha sido fácil para muchos. No pocos habían sido resistentes a familiarizarse con la tecnología y sus diversos usos, incluidas las compras online. Pero ante la alarma de salud, estas personas se han visto forzadas a cambiar de actitud y a ver con mejores ojos al comercio electrónico.

Desde febrero el porcentaje de incremento en las ventas en línea ha sido evidente comparado con el escenario de 2019. Las compras de productos para el hogar ha sido el rubro que más se solicita. Entonces, han aumentado los pedidos de alimentación, de higiene personal, de farmacia, entre otros artículos de interés para la familia.

El alza de la adquisición a través del comercio electrónico ha sido de aproximadamente un 59 % desde marzo. Esto ha obligado a que tiendas departamentales como AliExpress Colombia tengan que ajustar sus políticas para gestionar de manera adecuada los pedidos.

Algunos organismos advierten que los servicios en línea pueden afectarse con el desmedido aumento de la demanda. No obstante, las tiendas online por todo el mundo están estableciendo pautas para mejorar sus procesos de venta y ofrecer lo que sus consumidores solicitan.

Es probable que durante el año, y con las medidas de flexibilización del confinamiento, el comercio electrónico se estabilice. Por otro lado, es seguro que este incremento de online ocasione una dependencia mayor a este sistema de compras, pues los usuarios habrán adquirido mayor confianza en el mismo.

El método de pago virtual

Es natural que tras el incremento del comercio electrónico, el dinero virtual también haya tenido un repunte. De hecho, cada vez es menos frecuente la compra con dinero en efectivo, siendo sustituido por métodos de pagos electrónicos. El miedo al contagio a través del contacto humano ha impulsado a dejar de usar el billete común y decantarse por otras formas de pagar.

Por supuesto, esta posición elevada de los pagos virtuales ya estaba en su mejor momento antes de que el COVID-19 hiciera mella en los procesos comerciales. No obstante, es probable que el pago a través de medios en línea se posicione con mayor fortaleza, pues resulta más eficiente y cómodo.

De hecho, al comprar en AlieExpress u otra tienda online el manejo de dinero en efectivo es prácticamente nulo. Por ejemplo, se han cancelado los pedidos con sistema de pago contrareembolso para evitar el contacto humano y con superficies contaminadas.

Aunque la OMS ha declarado que las posibilidades de contagio a través de los billetes no tiene una base científica, las tiendas en línea prefieren evitar cualquier situación que ponga en riesgo de contagio a sus trabajadores o clientes. Por eso, están motivando a sus consumidores a utilizar los medios de pagos electrónicos que tengan a su disposición.

Despunte de E-commerce ha impulsado el uso de dispositivos electrónicos

La tecnología ha sido parte fundamental de la vida desde su aparición; y aunque existan quienes se nieguen a su uso cotidiano, ahora se han visto forzadas a aprender a usarlas. En el caso de la población joven no ha sido un impacto tener que utilizar con mayor asiduidad los dispositivos electrónicos. Sin embargo, la población mayor ha tenido que adaptarse paulatinamente.

Debido a la extensión de la pandemia las ventas en línea se incrementaron, lo que termina generando un mayor uso del internet y los dispositivos móviles.

Comprar por internet implica el uso de un computador, una tableta electrónica o un Smartphone. Por eso, se ha visto un aumento considerable de adultos mayores que están haciendo uso de estos medios digitalizados; con el fin de cubrir sus necesidades básicas.

Tomando en cuenta los cambios en la población usuaria de las tiendas online, estos establecimientos virtuales han tomado medidas. Las plataformas virtuales cada vez son más sencillas de usar, haciendo más fácil el proceso para quienes no están familiarizados con las compras en línea. De esta manera, atender las necesidades de toda la población, sin excepciones.

 

Print Friendly, PDF & Email